Ideas para hacer enojar a un fotógrafo

Los fotógrafos son criaturas creativas, extrañas y con un caracter exaltable. ¡Es fácil hacer enojar aun fotógrafo! Aquí hay algunas ideas que debes abstenerte de llevar a cabo cuando te encuentres cerca de un fotógrafo, o peor aún, de un grupo de fotógrafos… Podrían ponerse agresivos.

Saca tu smartphone del bolsillo y párate enfrente de él mientras intenta componer su toma

No solo es apuntar y disparar. Componer una toma es un proceso técnico y creativo y estropearlo es tan fácil como llegar y pararte enfrente de él para hacerlo cambiar de lugar o posición. A ningún fotógrafo le va a hacer gracia mirar tu cabeza enmedio de lo que, de otro modo, hubiera sido una toma perfecta.

[contentblock id=8 img=adsense.png]Dile: “Con esa cámara cualquiera saca buenas fotos” o “Tu cámara saca buenas fotos”

No sé si esta ofensa deba ir en primer lugar, probablemente sí. Decirle esto a una fotógrafa es como decirle a un pintor que la tela o el óleo deben de ser de buena calidad porque sus pinturas son espectaculares; es decirle que cualquier otra persona con esa cámara podría sacar las mismas fotos. Y no hace falta mucho sentido común para pensar que cualquiera de las dos proposiciones anteriores es tan falsa como un billete de 7 dólares.

“Solo” tienes que Photoshopearlo

Una palabra de 4 letras puede ser bastante molesta en este contexto adecuado. “Solo” Photoshopear “algo” implica el uso de una computadora con características técnicas que no la hacen barata precisamente, implica el uso de una herramienta que requiere años dominar e implica por lo menos una hora de trabajo. Por todas estas razones decir “Solo tienes que Photoshopearlo” muestra una falta total de atención al tiempo del fotógrafo y a sus conocimientos creativos y técnicos.

¿Y si yo edito las fotos me descuentas algo?

Tal vea esta “ofensa” sea una extensión de las demás. El trabajo de entregar una foto comienza al planear la iluminación, la composición, el lugar y el vestuario; pasando por hacer clic, y termina cuando la fotógrafa guarda una foto terminada en Photoshop para mandársela al cliente. Pedirle a un fotógrafo que te entregue un trabajo “crudo” es como pedirle a un cheff que no cocine los ingredientes de un platillo. ¿No parece una buena idea verdad?

Sácame una foto, ¡pero que salga bien!

¿En serio? Hacer enojar a un fotógrafo con esta frase es fácil. A no ser que el fotógrafo sea una persona que tomó por primera vez en sus manos una cámara, decir eso es como decirle a un taxista que quieres ir a una dirección pero sin que choque contra otro coche. El trabajo de un fotógrafo, independientemente de si es profesional o aficionado, es sacar buenas fotos, porque de eso dependerán sus futuras remuneraciones o prestigio.

“Solo” son un par de fotos o “solo” es apretar un botón

Otra vez la palabra de 4 letras en dos variantes bastante irritantes para cualquier fotógrafa. No son “solo” un par de fotos, es un trabajo que como mínimo requiere creatividad y conocimientos, sin mencionar los casos en los que pudiera requerir un trabajo de planeación. Además hace falta aquel aparato nada barato al que debes apretarle el botón. ¿No le dirías a tu médico que te proporcione “solo” una receta médica verdad?

Pídele que te muestra la foto que acaba de sacarte

Tal vez esta sea un poco más difícil de entender, pero igualmente puede hacer enojar a un fotógrafo por varias razones. En primer lugar la foto en crudo no tiene nada que ver con el resultado final; después, poco puedes decir de la imagen que veas en una pantalla de menos de 4 pulgadas; por último, enseñarte la foto quiere decir que el fotógrafo debe parar de sacar fotos para enseñarte una única foto a tí.

Cuando un fotógrafo te enseñe una foto de retrato dile “¡Pero si el fondo no está enfocado!”

“¿Qué?”; es lo menos que va a pensar la fotógrafa, aunque tal vez piense que no tienes ni idea. También podría pensar que pierde el tiempo enseñándote cualquier foto. ¿Porqué? Porque no hay nada más apreciado en un retrato de calidad que un primer plano perfectamente nítido y enfocado en los ojos y un fondo suave y elegante.

 Llega tarde a tu sesión de fotos

Bueno, esto no solo puede hacer enojar a un fotógrafo, si no a cualquier persona puntual y que respeta el tiempo de los demás. Cada hora del día tiene una luz diferente, las sombras cambian de lugar y los matices crear diferentes atmósferas. Si tu fotógrafo escogió una hora para tu sesión es por una razón, sobre todo si la sesión es en exteriores, no por algo los fotógrafos no paran de hablar de la hora dorada.

love forever love is free27
Foto: Love Forever por Joms de Guzman.

Pues esto es lo que puede hacer enojar a un fotógrafo.

¿Cuál de estas ideas te hace enojar más como fotógrafo(a)?

¿Faltó alguna otra idea?

Foto de Portada: “Angry tiger again”, por Tambako the Jaguar. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *