Como logré una Noche Azul

La Noche Azul fue mi primera foto que apareció en “Explored” de Flickr.

Al momento de tomarla estaba todavía encontrando a mi voz interior en la fotografía.

Read english version

Aquella noche la increíble silueta de los edificios en el horizonte de Nueva York llamó inevitablemente mi atención -siendo un residente de Queens el lugar desde donde tomé esta fotografía no me queda más que a un pequeño viaje de distancia en metro- y llegué con la intención de tomar alguna fotografía usando HDR.

En aquel momento era un principiante en HDR, pero estaba deseoso de seguir aprendiendo, y no hacía otra cosa que fotografiar HDR con la intención de saber qué funcionaba y que no. Para lograr esta fotografía tomé 3: una sobreexpuesta, otra expuesta apropiadamente y una última subexpuesta con mi cámara montada en un tripie. Para darle al agua ese aspecto “helado” usé mi filtro ND para cubrir la ciudad. Básicamente usé la parte oscura del filtro para cubrir la parte de la composición que se encuentra sobre donde los edificios se encuentran con el agua. También sobreexpuse intencionalmente el agua para lograr ese efecto suave.

Otros “tecnicismos”

Edité las fotografías usando Lightroom. Como se trataba de fotografías nocturnas fue necesario reducir el ruido en cada una de las tres fotos. Las fotografías nocturnas tienden a tener un apariencia granulosa, por lo que es una buena idea tratar siempre de mantener un ISO bajo al disparar con tiempos de exposición largos; un ISO de entre 100 y 400 será una buena elección. Tras eliminar el ruido guardé las fotografías y las importe en Photomatix para ajustar los selectores de Gamma y Smoothing. No era mi intención darle a la fotografía una fuerte apariencia de HDR, por lo que abrí la fotografía procesada en Photomatix nuevamente en Lightroom para procesarla otro poco. En aquel momento aún no estaba contento con el resultado, la imagen no me parecía que se viera bien con sus colores naturales por lo que decidí convertirla a blanco y negro; al momento de hacerlo supe que estaba llegando a algo interesante.

¿Alguna vez te has enamorado de algo que por algún motivo no has querido hacer a un lado? Con esta sensación decidí jugar un poco con los colores ajustando el matiz (hue), que controla la coloración general de la fotografía: probé primero con rojo, luego con amarillo y por último con azul… y me di cuenta de que azul era el color que quería la fotografía. Al final ajusté un poco las luces y la exposición en atención a la “perfección” y eso fue todo.

Algunas palabras finales

Cuando sientas que tu fotografía tiene el potencial de ser increíble pero pero le falta cierto toque, no te des por vencido. Intenta jugar un poco con ella y usa tu imaginación. Exagera los colores y juega con la “idea” general. Que no te de miedo echarlo a perder. Siguiendo estos pensamientos, y después de jugar un par de horas con los ajustes de “La Noche Azul” quedé satisfecho con el resultado final. Esa misma noche la subí a Flickr y para mi sorpresa al día siguiente apareció en “Explored”! No hubo para mi mejor sentimiento en aquel momento. Ahora, no puedo decirte como aparecer en “Explored”, eso es un misterio para mí. Pero si puedo decirte que no quites el dedo del obturador ni dejes de ser creativo.

¿Alguna vez has aparecido en “Explored”? ¡Quiero saberlo! ¡Comparte tu experiencia en los comentarios!

Datos EXIF: Canon Rebel Xsi, f/3.5, 3.2sec +/- 1 sec, ISO 100, 18mm.

Una noche sin estrellas

Tomé esta fotografía los últimos días de noviembre de 2011. El clima era cálido, algo extraño para la temporada.

Read in English

Al final del otoño no es difícil presenciar puestas de sol espectaculares, por lo que originalmente tenía la intención de capturar alguna buena fotografía de la puesta de sol sobre Manhattan. Pero no sucedió; como fotógrafo, tener paciencia y soportar algunas decepciones es parte de tu día.

Aquella noche, el cielo estaba particularmente despejado después de la puesta de sol, tampoco había viento, por lo que no pude evitar poner atención a los largos reflejos de luz sobre el East River. Cuando hay viento, las olas y el agua agitada distorsionan el reflejo de estas mismas luces. Pero esta noche no era así, cada pequeña luz parecía tener un reflejo de un par de cientos de metros de largo y estaba enmarcada por el Puente de la Calle 59.

Starless

Así, equipado con mi cámara, un tripie y el agradable clima, apunté hacia el puente. Usé un formato vertical porque parecía funcionar bien para enmarcar una fotografía como esta. Elegir el formato adecuado puede ser la diferencia entre tomar una gran fotografía o “apuntar y disparar”.

El tungsteno contra la contaminación luminosa

La composición me motivó a lograr un cielo “grande”, así que decidí cortar las reflexiones justo donde comenzaban a perderse en el agua para dar mas espacio al cielo. Ajusté la exposición en 10 segundos, pues este valor funcionaba bien para mantener la fotografía nítida. Cualquier exposición mayor a 10 segundos lograba que las reflexiones brillaran mucho y que la escena perdiera su claridad. Al estar fotografiando paisajes nocturnos de ciudades es necesario experimentar con diferentes velocidades de obturación y mantener un ISO bajo, así permitiremos que la luz llene la fotografía suavemente sin sobreexponer las partes más brillantes. Por otro lado, establecer el balance de blancos en Tungsteno ayudará a reducir el efecto de esa amarillenta contaminación luminosa.

Una noche sin estrellas

Si vives en una gran ciudad sabes que sólo las estrellas más brillantes logran verse por las noches. En esta fotografía logré capturar algunas estrellas, pero decidí eliminarlas con la herramienta Spot Removal the Lightroom. Lo hice así porque de otra forma las pequeñas estrellas parecerían falsas, como si las hubiera agregado, o como si mi lente o sensor hubieran estado sucios. Al final, todos saben que en el cielo nocturno de Nueva York no abundan las estrellas precisamente. Así, nació el nombre de “Starless”.

Por último, hice otros pequeños ajustes oscureciendo la parte superior del cielo para crear un efecto de transición que comenzara en el techo de los edificios. También trabajé un poco en los reflejos; recordaba que se perdían suavemente en el río y que eran coloridos, así que ajusté la saturación de color para que se vieran exactamente como los recordaba. Y así fue como lo hice.

Datos EXIF: Canon Rebel Xsi, f/6.3, 10sec, ISO 200, 43mm.