Carina: creando una imagen con impacto

Una lección que he aprendido a lo largo de los años es que una escena que parece buena a nuestros ojos e increíble en la pantalla, puede no siempre tener el impacto necesario para hacer de ella una pieza de arte vendible.

Read in English

En el pasado he tomado fotos que parecían inicialmente maravillosas, para darme cuenta después con tristeza de que no eran comercializables (algunas veces es difícil lidiar con la experiencia de haber estado en el lugar donde se tomó la fotografía, lo que crea una visión imparcial).

Afortunadamente, los métodos digitales modernos han hecho posible combinar dos o mas imágenes razonablemente fuertes, para crear una con un alto impacto. Recientemente tuve el deseo de hacer algo de fotografía nocturna. Decidí que un sujeto conveniente para realizar algunos disparos de prueba era el muelle Redcliffe, que no se encuentra muy lejos de donde vivo en Brisbane, Australia.

Hice algunos disparos que se veían interesantes pero que definitivamente caían en el caso que mencionaba anteriormente: ¡arte no vendible! Sin embargo guardé las imágenes para usarlas cuando surgiera la oportunidad en el futuro; y surgió recientemente al estar alejado de las luces de la ciudad. Aquella noche pude fotografiar unas tomas muy interesantes del cielo nocturno y decidí que las imágenes del muelle y del cielo nocturno se verían impresionantes si las combinaba.

La fotografía del cielo nocturno fue hecha apuntando a la constelación Carina, hacia el sureste, y por una alegre coincidencia la fotografía del muelle también fue hecha mirando esencialmente hacia la misma dirección. Esto quiere decir que de no ser por las luces de la ciudad, el resultado final de que pueden ver en “Carina” hubiera sido similar al obtenido mediante una sola foto. La única forma de capturar esta maravillosa escena era combinando las dos fotografías.

Así, los detalles de cada fotografía son los siguientes. Ambas tomas fueron realizadas con una cámara Pentax 645D, la del muelle con un lente de 75 mm y una exposición de 1 min a f/8 y el cielo nocturno con un lente de 45 mm y una exposición de 30 segundos a f/2.8 (un tiempo mayor al dado por la regla de los 600, pero el movimiento de las estrellas es todavía mínimo como para ser evidente). Ambas fotos provienen de archivos RAW y fueron procesadas con 16 bits. Generalmente me gusta trabajar de esta forma para estar seguro de obtener el mejor resultado, particularmente en este caso, pues las imágenes fueron procesadas fuertemente para mejorar el color y la luminosidad.

Imagen del Muelle

Imagen del cielo nocturno

La imagen del muelle requirió de una cuidadosa corrección de color a causa de la contaminación luminosa. Aparte de eso, el procesamiento restante consistió en ajustar la luminosidad y la nitidez.

La imagen del cielo nocturno fue algo más complicada. Fue necesario trabajar en el color y en la luminosidad para mejorar la apariencia de las estrellas y del brillo de las distantes luces de la ciudad, que agregaban unos dramáticos colores a unas nubes que pasaban por la parte inferior de la composición. Para lograrlo realicé un viaje al modo “LAB Colour Space” de Photoshop, pues no hay mejor forma de realizar este tipo de dramáticas mejoras y de separación de color de una forma creíble que usando este  modo de procesamiento de color (les pido una disculpa si no están familiarizados con LAB, si hay interés puedo escribir más acerca de este tema en el futuro; por favor háganmelo saber en los comentarios). Después de trabajar en mejorar la nitidez de esta imagen, la parte difícil empezó; este proceso requirió de mucha paciencia y de conocimientos sobre máscaras y de los selectores Blend If de la ventana Blending Options (a la que se puede acceder desde el menú Layers o haciendo clic derecho sobre la capa).

Juntando el muelle con el cielo nocturno para causar impacto

Como no era necesario procesar ninguna parte del muelle bajo la línea del horizonte, el primer paso fue enmascarar completamente esta porción de la imagen. Así, el cielo de la imagen del muelle, que era completamente negro, podría ser mezclado usando el selector Blend If de iluminación en LAB. Removí algunos pequeños detalles pintándolos con un pincel negro para después enmascarar a mano, con una alta magnificación, cualquier detalle que lo requiriera. El techo del muelle requirió particularmente de un enmascaramiento a mano, pues gran parte de él era tan oscuro, que comenzaba a mezclarse con el fondo, cuando era necesario que se mantuviera sólidamente visible. Afortunadamente, el hecho de que el muelle estuviera brillantemente iluminado casi en su totalidad a excepción del techo, logró que fuera lo suficientemente diferente en cuanto a iluminación, comparado con el cielo negro, como para no verse afectado por el selector Blend If.

El único problema restante era el brillo de las luces del muelle. Mientras su brillo se reducía gradualmente, no era posible mezclarlas de forma creíble con la imagen del cielo nocturno, así que las pinté completamente y las sustituí con luces nuevas creadas con una punta suave y la herramienta airbrush.

El resultado final

De esta forma logré una imagen impactante a partir de dos fotografías, buenas por separado, pero que combinadas logran una composición con un impacto real y significativamente más fuerte. Si recuerdas los tiempos en que las películas eran procesadas usando químicos, tal vez podrías comparar el proceso realizado con Carina con el procesamiento con superaditivos. ¿Qué imágenes de tu colección puedes combinar con esta técnica?

Una noche sin estrellas

Tomé esta fotografía los últimos días de noviembre de 2011. El clima era cálido, algo extraño para la temporada.

Read in English

Al final del otoño no es difícil presenciar puestas de sol espectaculares, por lo que originalmente tenía la intención de capturar alguna buena fotografía de la puesta de sol sobre Manhattan. Pero no sucedió; como fotógrafo, tener paciencia y soportar algunas decepciones es parte de tu día.

Aquella noche, el cielo estaba particularmente despejado después de la puesta de sol, tampoco había viento, por lo que no pude evitar poner atención a los largos reflejos de luz sobre el East River. Cuando hay viento, las olas y el agua agitada distorsionan el reflejo de estas mismas luces. Pero esta noche no era así, cada pequeña luz parecía tener un reflejo de un par de cientos de metros de largo y estaba enmarcada por el Puente de la Calle 59.

Starless

Así, equipado con mi cámara, un tripie y el agradable clima, apunté hacia el puente. Usé un formato vertical porque parecía funcionar bien para enmarcar una fotografía como esta. Elegir el formato adecuado puede ser la diferencia entre tomar una gran fotografía o “apuntar y disparar”.

El tungsteno contra la contaminación luminosa

La composición me motivó a lograr un cielo “grande”, así que decidí cortar las reflexiones justo donde comenzaban a perderse en el agua para dar mas espacio al cielo. Ajusté la exposición en 10 segundos, pues este valor funcionaba bien para mantener la fotografía nítida. Cualquier exposición mayor a 10 segundos lograba que las reflexiones brillaran mucho y que la escena perdiera su claridad. Al estar fotografiando paisajes nocturnos de ciudades es necesario experimentar con diferentes velocidades de obturación y mantener un ISO bajo, así permitiremos que la luz llene la fotografía suavemente sin sobreexponer las partes más brillantes. Por otro lado, establecer el balance de blancos en Tungsteno ayudará a reducir el efecto de esa amarillenta contaminación luminosa.

Una noche sin estrellas

Si vives en una gran ciudad sabes que sólo las estrellas más brillantes logran verse por las noches. En esta fotografía logré capturar algunas estrellas, pero decidí eliminarlas con la herramienta Spot Removal the Lightroom. Lo hice así porque de otra forma las pequeñas estrellas parecerían falsas, como si las hubiera agregado, o como si mi lente o sensor hubieran estado sucios. Al final, todos saben que en el cielo nocturno de Nueva York no abundan las estrellas precisamente. Así, nació el nombre de “Starless”.

Por último, hice otros pequeños ajustes oscureciendo la parte superior del cielo para crear un efecto de transición que comenzara en el techo de los edificios. También trabajé un poco en los reflejos; recordaba que se perdían suavemente en el río y que eran coloridos, así que ajusté la saturación de color para que se vieran exactamente como los recordaba. Y así fue como lo hice.

Datos EXIF: Canon Rebel Xsi, f/6.3, 10sec, ISO 200, 43mm.