Ideas para hacer enojar a un fotógrafo

Los fotógrafos son criaturas creativas, extrañas y con un caracter exaltable. ¡Es fácil hacer enojar aun fotógrafo! Aquí hay algunas ideas que debes abstenerte de llevar a cabo cuando te encuentres cerca de un fotógrafo, o peor aún, de un grupo de fotógrafos… Podrían ponerse agresivos.

Saca tu smartphone del bolsillo y párate enfrente de él mientras intenta componer su toma

No solo es apuntar y disparar. Componer una toma es un proceso técnico y creativo y estropearlo es tan fácil como llegar y pararte enfrente de él para hacerlo cambiar de lugar o posición. A ningún fotógrafo le va a hacer gracia mirar tu cabeza enmedio de lo que, de otro modo, hubiera sido una toma perfecta.

Dile: “Con esa cámara cualquiera saca buenas fotos” o “Tu cámara saca buenas fotos”

No sé si esta ofensa deba ir en primer lugar, probablemente sí. Decirle esto a una fotógrafa es como decirle a un pintor que la tela o el óleo deben de ser de buena calidad porque sus pinturas son espectaculares; es decirle que cualquier otra persona con esa cámara podría sacar las mismas fotos. Y no hace falta mucho sentido común para pensar que cualquiera de las dos proposiciones anteriores es tan falsa como un billete de 7 dólares.

“Solo” tienes que Photoshopearlo

Una palabra de 4 letras puede ser bastante molesta en este contexto adecuado. “Solo” Photoshopear “algo” implica el uso de una computadora con características técnicas que no la hacen barata precisamente, implica el uso de una herramienta que requiere años dominar e implica por lo menos una hora de trabajo. Por todas estas razones decir “Solo tienes que Photoshopearlo” muestra una falta total de atención al tiempo del fotógrafo y a sus conocimientos creativos y técnicos.

¿Y si yo edito las fotos me descuentas algo?

Tal vea esta “ofensa” sea una extensión de las demás. El trabajo de entregar una foto comienza al planear la iluminación, la composición, el lugar y el vestuario; pasando por hacer clic, y termina cuando la fotógrafa guarda una foto terminada en Photoshop para mandársela al cliente. Pedirle a un fotógrafo que te entregue un trabajo “crudo” es como pedirle a un cheff que no cocine los ingredientes de un platillo. ¿No parece una buena idea verdad?

Sácame una foto, ¡pero que salga bien!

¿En serio? Hacer enojar a un fotógrafo con esta frase es fácil. A no ser que el fotógrafo sea una persona que tomó por primera vez en sus manos una cámara, decir eso es como decirle a un taxista que quieres ir a una dirección pero sin que choque contra otro coche. El trabajo de un fotógrafo, independientemente de si es profesional o aficionado, es sacar buenas fotos, porque de eso dependerán sus futuras remuneraciones o prestigio.

“Solo” son un par de fotos o “solo” es apretar un botón

Otra vez la palabra de 4 letras en dos variantes bastante irritantes para cualquier fotógrafa. No son “solo” un par de fotos, es un trabajo que como mínimo requiere creatividad y conocimientos, sin mencionar los casos en los que pudiera requerir un trabajo de planeación. Además hace falta aquel aparato nada barato al que debes apretarle el botón. ¿No le dirías a tu médico que te proporcione “solo” una receta médica verdad?

Pídele que te muestra la foto que acaba de sacarte

Tal vez esta sea un poco más difícil de entender, pero igualmente puede hacer enojar a un fotógrafo por varias razones. En primer lugar la foto en crudo no tiene nada que ver con el resultado final; después, poco puedes decir de la imagen que veas en una pantalla de menos de 4 pulgadas; por último, enseñarte la foto quiere decir que el fotógrafo debe parar de sacar fotos para enseñarte una única foto a tí.

Cuando un fotógrafo te enseñe una foto de retrato dile “¡Pero si el fondo no está enfocado!”

“¿Qué?”; es lo menos que va a pensar la fotógrafa, aunque tal vez piense que no tienes ni idea. También podría pensar que pierde el tiempo enseñándote cualquier foto. ¿Porqué? Porque no hay nada más apreciado en un retrato de calidad que un primer plano perfectamente nítido y enfocado en los ojos y un fondo suave y elegante.

 Llega tarde a tu sesión de fotos

Bueno, esto no solo puede hacer enojar a un fotógrafo, si no a cualquier persona puntual y que respeta el tiempo de los demás. Cada hora del día tiene una luz diferente, las sombras cambian de lugar y los matices crear diferentes atmósferas. Si tu fotógrafo escogió una hora para tu sesión es por una razón, sobre todo si la sesión es en exteriores, no por algo los fotógrafos no paran de hablar de la hora dorada.

love forever love is free27
Foto: Love Forever por Joms de Guzman.

Pues esto es lo que puede hacer enojar a un fotógrafo.

¿Cuál de estas ideas te hace enojar más como fotógrafo(a)?

¿Faltó alguna otra idea?

Foto de Portada: “Angry tiger again”, por Tambako the Jaguar. 

Lo que no sabías sobre el balance de blancos

El color lo es todo en la fotografía… al menos en la fotografía a color ¡por supuesto! Hay un sinfín de maneras en que un fotógrafo puede manipular el color, pero ese es el punto precisamente, es el fotógrafo quien debe manipular al color y no al revés.

Ahora, ¿de qué modo el color puede manipular al fotógrafo? Bueno, de varias formas, pero la mayoría de ellas está relacionada con el balance de blancos. Y la siguiente pregunta es ¿qué es el balance de blancos? Así que para encontrar una respuesta breve sigue leyendo.

Todo (bueno, casi todo) sobre el balance de blancos

Para comprender el balance de blancos primero es necesario saber que la luz blanca se compone de varios colores: rojo, verde y azul; y que la combinación de estos colores da lugar a cualquier cantidad diferente de colores. Hay una cierta combinación de estos colores que produce los tonos azules de antes del amanecer, o los tonos rojizos de una puesta de sol.

Toda esta gama de tonos puede medirse mediante la temperatura del color, pero eso es otra historia; por ahora puedes pensar que el color de una atmósfera cálida creada por una vela tiene una temperatura de color menor a los 3,200K, y que la temperatura de color en un día soleado  es de unos 5,500K, mientras que la atmósfera fría creada por un día nublado puede tener una temperatura de color 7,000K. Mientras más baja sea la temperatura de color, más cálida será la atmósfera y abundarán los tonos rojos y naranjas, y mientras más alta sea, la atmósfera será fría y abundarán los colores azules.

Una escena con una temperatura de color alta: Step por step crossing the slippery Lekkersluis bridge por Ben The Man

¿Comprendido? Bueno, ahora una buena noticia, ¡no es necesario recordar todos estos números! Solo es necesario recordar que diferentes fuentes de luz imprimen su “toque” a cualquier motivo fotográfico. Y este toque lo podemos ver al colocar un objeto blanco bajo fuentes de iluminación con diferentes temperaturas… al hacerlo el blanco deja de ser blanco. Eso puede ser bueno o malo, y depende de que el fotógrafo sepa qué está sucediendo para que pueda sacar partido de los colores presentes al momento de apretar el obturador. Será bueno si el fotógrafo pretende captar la atmósfera cálida de una chimenea en una escena navideña, por ejemplo, pero será malo si la fuente de luz interfiere con los colores reales que deberían mostrarse en una fotografía.

Un blanco con una fuente de luz cálida, un blanco con luz de medio día y un blanco con luz de un día nublado.

El balance de blancos automático

Las cámaras modernas tienen una función llamada balance de blancos automático. Al seleccionarlo, la cámara analizará la escena e intentará determinar la temperatura de la fuente de luz principal, para después ajustar la tonalidad general de la fotografía para mostrar a los blancos, de color blanco. Por ejemplo, imagina una escena de cumpleaños con velas, pastel, gorros y regalos… el ambiente tendrá una temperatura de color baja (o sea, los colores cálidos como el naranja, amarillo y rojo dominan la escena) . Ajustas tu cámara: ISO, abertura, tiempo, tripie, temporizador (para salir en la foto) y… balance de blancos automático. La cámara va a interpretar, acertadamente, que la fuente de luz principal es cálida, y ajustará el balance de blancos hacia los tonos azules para compensar la calidez de la fotografía. ¿El resultado? Una imagen sin el “toque” que la luz cálida de las velas aportaba a la atmósfera.

Una escena con una temperatura de color baja: Crannog Loch Tay por Angus Kline

No quiero decir que el balance de blancos automático sea malo, sino que no es el más adecuado en todas las situaciones. Usar el balance de blancos automático producirá buenos resultados en condiciones de iluminación uniformes, como las que hay en un día soleado por ejemplo, pero en otras, alterará la percepción del color y se tendrán que hacer correcciones adicionales en la etapa de post-procesamiento.

Alternativas al balance de blancos automático

Tal vez estés pensando “Bueno, ya entendí, el balance de blancos automático no es lo mejor siempre. ¿Ahora qué ajuste de balance de blancos uso?” Y la respuesta es… depende. No es lo mismo fotografiar atardeceres que escenas de nieve, o días nublados.

Los modos de balance de blancos.

La mayoría de las DSLR tienen un ajuste de balance de blancos para diferentes fuentes de luz. Hay un ajuste de balance de blancos para días soleados, para días nublados, para fotografías iluminadas por fuentes de tungsteno (escenas cálidas) y para fotografías iluminadas por fuentes fluorescentes (escenas frías). Con un ajuste de blancos fijo, la cámara no cometerá errores, y la evaluación de la escena y de sus colores corresponderá única y exclusivamente al fotógrafo.

Ahora sí, volviendo a la fiesta de cumpleaños con velas. Si quieres mantener esa atmósfera cálida en la foto, tal vez debas ajustar el balance de blancos a “Soleado”, si por el contrario deseas eliminar la atmósfera cálida para hacer las foto mas ligera o fresca, podrías ajustar el balance de blancos a “Tungsteno”. Al hacer esto último le estás diciendo a la cámara que la fuente de luz es cálida, y la cámara ajustará los colores de la foto para volver blancos los colores blancos.

Existen formas de ajustar el balance de blancos “al punto”; es decir, hacerle saber  la cámara exactamente cuál es un color blanco bajo una fuente de luz específica. Pero esa es otra historia de la que hablaremos más adelante.

Pues ahora ya lo sabes. Usa el ajuste de balance de blancos que describa mejor la situación de la fuente de luz que ilumina tu foto. Es mejor invertir un par de segundos ajustando el balance de blancos correcto antes que invertir más tiempo corrigiéndolo en el post-procesamiento.

¿Te ha afectado el usar un balance de blancos incorrecto?

Lo mas leído de 2012 – la fotografía en dFF

Ya casi, al año 2012 le queda poco tiempo antes de que tenga que salir por la puerta. El primer año de dFF ha sido increíble, ha estado lleno de experiencias agradables y de interesantes colaboraciones. Gracias a los autores, y talentosos fotógrafos, dFF ha sido bien recibio en el mundo de la fotografía de habla hispana. Hemos hablado de técnica fotográfica, tips, historias y también hemos publicado muchas galerías para inspirarte a la hora de estar detrás de la cámara. Estas diez publicaciones son las más leídas durante todo el año en dFF. Las 10 publicaciones de fotografía mas leídas por los lectores de dFF durante este 2012 contienen un poco de todo, pero en el top 3 se encuentran una publicación sobre técnica fotográfica, otra sobre procesamiento digital y moda y también una galería fotográfica con increíbles capturas de uno de los paisajes más increíbles de México.
Pues ya estuvo bien de introducción, si acabaste de leer esto antes de brincar hasta el final de la publicación para ver quiénes son los ganadores ¡gracias! Disfruta y recuerda algunos momentos del año con esta recopilación, solo haz clic en la imagen.

  • 10

    Desaturación Selectiva (sin Photoshop)

    ¿Te agradan las fotos en blanco y negro o a color? ¿Porqué no mejor una foto con blanco y negro y además color donde haga falta? Para ponerle color a las fotos en blanco y negro donde lo necesiten se usa una técnica llamada desaturación selectiva. El procesamiento requerido se puede hacer sin Photoshop, usando herramientas en línea. Dale una mirada a esta publicación para aprender cómo. Esta publicación es un tutorial paso a paso usando Picnik, que es una aplicación online que ya no existe, por eso aquí hay una actualización con otra aplicación.

  • 9

    15 fotos de perspectiva absolutamente geniales

    La perspectiva forzada es una técnica fotográfica en la que se juega con la distancia focal y la profundidad de campo para lograr interesantes efectos que parecen retar toda lógica y hasta algunos principios físicos. Para lograr fotos como las de esta recopilación fotográfica, sólo es cuestión de conocer el funcionamiento de tu cámara y de tener algo de creatividad. ¡Disfruta la galería!

  • 8

    Como lograr un Bokeh asombroso

    ¿Has visto esas luces desenfocadas que agregan un toque de color a las fotografías y que convierten un fondo monótono en uno con vida pero sin restar importancia al elemento principal? En el mundo fotográfico a esas luces se les llama bokeh. Los sitios fotográficos están llenos de fotos con este efecto, y en este artículo encontrarás algunos pasos para lograr un bokeh espectacular en los fondos de tus fotografías.

  • 7

    La Guía Básica: comprar tu primera DSLR

    Comprar tu primera cámara DSLR puede ser una tarea difícil. Bueno, tal vez no sea difícil comprarla, pero de seguro resulta algo complidado elegir una cámara entre tantos modelos y marcas disponibles. Si ya tomaste la decisión de cambiar tu cámara “apunta y dispara” por una DSLR debes hacer la tarea e investigar, pues seguro usarás un par de años con la cámara que elijas. Esta publicación puede darte una idea sobre qué buscar en una cámara.

  • 6

    Lápiz vs Cámara: el arte de Ben Heine

    Lápiz vs Cámara, es un concepto ideado por el artista belga Ben Heine, que ha despertado mucho interés con esta interesante combinación. El concepto es simple pero original, una fotografía, que podría no tener gran diferenciación por si misma, que forma parte de una composición en la que una mano sostiene un trozo de papel con un dibujo. El dibujo complementa a la fotografía con motivos graciosos y atrevidos. Esta es una entrevista que Ben Heine amablemente aceptó dar para de Fotógrafos y Fotos.

  • 5

    ¿Cuál modo de exposición se debe usar?

    ¿Evaluación matricial (multi-pattern), medición ponderada central o medición puntual? Los nombres pueden parecer confusos, pero cada uno de estos modos indica a la cámara para qué área de la composición debe calcular la exposición más apropiada. Saber cual modo de exposición usar puede ser la diferencia entre una foto bien expuesta o una foto sub o sobreexpuesta. Aquí encontrarás una explicación sencilla e ilustrada para decidir cuándo debes usar cada uno de estos modos de exposición.

  • 4

    Como realizar una crítica fotográfica en 5 pasos

    Cualquier fotografía expresa algo, tiene un argumento y cualquier persona con conocimientos básicos puede opinar sobre ella o hasta hacer una buena crítica constructiva. Criticar una foto no es algo difícil, hay que observar la foto y analizar los aspectos técnicos y de composición. Aquí hay algunas ideas para lograr hacer una buena crítica fotográfica.

  • 3

    Una sesión nocturna en Buenos Aires

    Julián Larralde es un talentoso fotógrafo de Argentina. Se especializa en fotografía de moda y en esta publicación nos platica sobre Fading Lights, una serie fotográfica que produjo desde la concepción del tema hasta el procesamiento digital con detalladas explicaciones. Fading Lights tiene a Buenos Aires de noche como escenario.

  • 2

    A la sombra de Don Goyo: el Popocatepetl

    El volcán Popocatépetl se encuentra en el centro de la República Mexicana. Es un volcán activo y está a pocas decenas de kilómetros de la ciudad de México. Sus vistas son increíbles, y junto al Iztaccíhuatl, forman parte del paisaje urbano. Esta publicación es una galería fotográfica con algo de la historia prehispánica que representa este coloso.

  • 1

    5 importantes elementos para mejores fotos – Parte 1

    La más popular de todas las publicaciones en dFF de este año. La fotografía tiene algunos fundamentos, que si se toman en cuenta, siempre pueden ayudar a mejorar los resultados de cualquier sesión fotográfica. Esta publicación, que consta de dos partes, habla sobre algunos de ellos.

Pues estas han sido las publicaciones más leídas en de Fotógrafos y Fotos de este 2012. ¿Cuál ha sido tu favorita? ¿Sobre qué te gustaría leer el próximo año?
 

Nos gustaría saber, ¿qué opinas?[poll id=”2″]

 

Como balancear el ISO y la Abertura

El ISO y la abertura son dos parámetros básicos que cualquier fotógrafo debe controlar, pero para hacerlo debe comprender exactamente cuál es el efecto de modificarlos al realizar ajustes al tomar una fotografía. Todos saben que la fotografía tiene que ver con la luz, hay que comprender como funciona para sacar buenas fotografías. Lo mejor es tener la capacidad de controlar la luz, como en un estudio fotográfico, sin embargo esto no suele ser lo más práctico en la mayoría de las situaciones, como en fotografía de paisajes o en la fotografía urbana; pues somos nosotros quienes nos debemos adaptar a la luz, que puede tener los cambios más radicales que te puedes imaginar.

Just a Stones Throw from the Solent por Gillian Moy. EXIF: 1/480s, f/5, ISO 64. En esta foto el ISO bajo produce una gran nitidez, mientras que la abertura pequeña permite tener enfocada cada piedra desde el primer plano hasta el fondo.

ISO, abertura y velocidad de obturación

Ahora, hay tres parámetros que controlan la cantidad de luz que se puede grabar en una fotografía: tiempo de exposición, abertura e ISO. Por ahora vamos a concentranos en los dos últimos, asumiendo que la fotografía que estamos componiendo requiere de un tiempo de exposición fijo.

¿Por qué asumir un tiempo de exposición fijo? Pues por varias razones: imagina que quieres capturar una toma de acción, y quieres congelar el momento principal, solo puedes lograrlo con una velocidad de exposición alta, digamos 1/1000s; puedes hacer la toma mas rápida (lo que te causaría aún más problemas con la exposición adecuada porque una exposición de 1/2000s, por ejemplo, captura menos luz) pero no puedes hacer la toma más lenta, pues en lugar de congelar el momento vas a tener una foto borrosa debido a la rapidez de la acción. Así que debes dejar fija la velocidad de obturación y ajustar la exposición con los dos controles restantes: abertura e ISO.

ISO alto o ISO bajo

Gran pregunta… pero no hay una única y buena respuesta. A muchos fotógrafos les gusta tener imagenes nítidas y perfectamente claras, algo que solo se puede obtener con un ISO bajo, mientras que a otros les gusta el efecto “granular” en las fotografías, que emula de cierta forma la fotografía de película, lo que se logra con un ISO alto.

Ahora, tal vez valga la pena recordar que es el ISO. El ISO es un control de la cámara que aumenta o disminuye la sensibilidad del sensor, un ISO 100 tiene un cuarto de la sensibilidad que un ISO 400, lo que quiere decir que una fotografía expuesta a ISO 100 con f/4 y 1/60s tiene la misma exposición que una foto expuesta a ISO 400 con f/8 y 1/60s.

Sin embargo, aumentar el ISO tiene un precio, que se llama ruido, pues al aumentar la sensibilidad de la cámara aumenta la cantidad de luz “buena” que la cámara capta, pero también aumenta la luz “mala” o ruido. Para números ISO grandes, el ruido, que aparece en forma de líneas o puntos, suele ser un verdadero problema.

Speeeeed. por Alex Penfold- EXIF: 1/30s, f/4, ISO 500. Para capturar la sensación de movimiento es necesaria una exposición relativamente lenta, por lo que hay que ajustar el ISO y la abertura para obtener una exposición adecuada.

Número f grande o chico

La abertura, controlada por el número f, es el otro control que nos permite ajustar la cantidad de luz que entra a la cámara. A mayor número f, menos luz. Al pasar de f/4 a f/5.6 se reduce la cantidad de luz que pasa a través del diafragma exactamente a la mitad. El otro efecto que tiene el modificar el número f es la profundidad de campo, números f pequeños proporcionan profundidades de campo muy reducidas, que son útiles para aislar el elemento principal de la fotografía y difuminar el fondo, como en retratos por ejemplo. Por otro lado, los números f grandes, aumentan la profundidad de campo, haciendo que todos los elementos de una fotografía, desde el primer plano hasta el fondo, aparezcan nítidos, lo que es útil en fotografías de paisajes naturales o urbanos.

 

Poniendo todo junto

De todo lo anterior puedes darte cuenta que aumentar el ISO te da un margen para poder realizar ajustes en la abertura. Por otro lado, si ajustas la abertura, debes compensar los cambios modificando el ISO, para obtener el mismo valor de exposición. Así que lo primero que debes hacer es determinar cuál de estos dos valores tiene prioridad, para después ajustar la exposición correcta con el otro parámetro.

Por ejemplo, al estar fotografiando una calle por la noche, debes ajustar la abertura para que todos los elementos de la calle aparezcan enfocados, lo que requerirá de un número f grande, por lo que no tendrás más remedio que ajustar finalmente la exposición con el ISO.

Otro ejemplo, si estás fotografiando con un telefoto un concierto con condiciones limitadas de luz tal vez debas usar un ISO alto y una número f pequeño, lo que te obligará a realizar el enfoque con cuidado para mantener el elemento principal de la fotografía dentro de la escasa profundidad de campo que tendrás como resultado.

En general, si aumentas el ISO aumenta la cantidad de ruido que capta la cámara y obtienes una foto con un acabado granuloso, entonces, para compensar la exposición debes aumentar el número f (disminuir la abertura), con lo que tendrás una profundidad de campo más amplia. Si disminuyes el ISO obtendrás una imagen mas nítida, pero deberás aumentar la abertura (número f pequeño) para compensar la exposición, lo que te proporcionará una profundidad de campo reducida. No parece tan complicado ¿verdad?

Este es un simulador que te permite comprender cómo se relacionan estos dos importantes parámetros fotográficos que puede resultarte bastante útil.

Ahora ya tienes una mejor idea de cuando dar prioridad al ISO y cuando a la abertura. ¿Qué piensas?

 

La Guía Básica: comprar tu primera DSLR

Has tenido tu pequeña cámara “apunta y dispara” por algún tiempo ahora. Has capturado momentos agradables: una boda, un cumpleaños, aniversario, el nacimiento de tu hijo o las vacaciones familiares; y todos ellos se encuentran guardados en el disco duro de tu computadora como los tesoros personales que son. Sin embargo comienzas a desear un poco más en cuanto a tu fotografía, al mirar tus fotografías un día comienzas a notar que aunque los motivos son agradables, no se ven “como las de internet”. Tal vez sea momento de adquirir una DSLR.

¿Suena familiar? Tal vez estés en ese momento, si definitivamente crees que la fotografía es un pasatiempo que quieres tomar más en serio al grado de realizar una inversión como lo es adquirir una DSLR este artículo es para ti.

Antes de comenzar haz de saber que no hay cámaras malas allá afuera, sino más bien habrá algunas que se adecúan a tus necesidades mejor que otras, mientras escojas una marca conocida y la adquieras en un establecimiento serio estás del otro lado. Tanto si decides comprarla por internet o en una tienda de fotografía revisa que sea un establecimiento serio y que te inspire confianza. Si la cámara tuviera algún defecto necesitas quien te respalde.

Precio

Una realidad que debemos enfrentar ¿con cuánto dinero cuento? Las cámaras pueden ir desde unos 500 dólares en la gama baja hasta más de 5000 dólares en cámaras profesionales. Algo en medio atenderá tus necesidades perfectamente. Las cámaras de las marcas más conocidas incluyen el cuerpo, correa, una batería, cargador, software y cables para conectar a la computadora por el precio de lista. Dependiendo del lugar donde la adquieras también incluirán un lente básico.

Lo mejor que puedes hacer es destinar un presupuesto con límites muy claros y sin importar lo tentador que pueda llegar a ser apegarte a él. Algunos otros elementos básicos que puedes considerar en tu presupuesto son los siguientes.

  • Una bolsa para tu DSLR: el equipo fotográfico no es barato, así que vale la pena invertir en algo que lo proteja adecuadamente.
  • Tarjeta de memoria: dale una mirada a las tarjetas de memoria recomendadas por la marca que te interesa, vale la pena comprar una de estas. No pienses en comprar una tarjeta de memoria muy barata, pues no quieres que después de una tarde de sacar fotografías al llegar a tu casa encuentres que la mitad de ellas aparecen con rayas de colores. Puedes creerlo, me ha pasado. En cuanto a la capacidad una tarjeta de 4 GBytes o más es lo menos que desearás.
  • Tripié: mas pronto que temprano vas a querer uno de estos aunque tal vez puedas prescindir en un inicio de este equipo.

Tu nueva DSLR

8 puntos importantes

Aquí comienza la jerga fotográfica, más funciones es igual a más billetes. Estas son algunas de las características que puedes encontrar en una DSLR moderna.

  • Resolución: tal vez lo segundo que te diga el vendedor (después de la marca) sea: “Esta cámara viene con 21 megapixeles”; en este caso más no siempre es mejor. El número de megapixeles de tu primera cámara depende del tamaño de las impresiones que vayas a hacer. Una mayor resolución te permite imprimir formatos más grandes. Para tu primera cámara algo de 10 megapixeles será más que suficiente.
  • Tamaño del sensor: en la era de las cámaras de película, las fotografías eran capturadas en porciones de película de 36 x 24 mm. En la era de las cámaras digitales un sensor con un tamaño similar es un sensor completo o full frame. El tamaño del sensor está relacionado con el crop factor que es un concepto que requiere por si mismo una explicación detallada. Si te interesa puedes leer aquí al respecto. Por ahora lo que debes saber es que únicamente las cámaras profesionales (con costos considerables) tienen un full frame. Todas DSLR de gama baja y media tienen sensores más pequeños y hacen un trabajo excelente.
  • LiveView: algo que las cámaras “apunta y dispara” dan por sentado, es una característica muy deseable en las DSLR; me refiero a la función de poder ver en la pantalla LCD lo que está enfocando el lente. Algunas cámaras han llevado esta función más allá al contar con una pantalla movible. Con esta característica puedes sostener la cámara por arriba de tu cabeza, mover la pantalla hacia abajo y hacer fotografías por sobre la multitud. La Nikon D5100 o la Canon Rebel T3i cuentan con esta útil función.
  • Puntos de enfoque: otro clásico argumento de venta en el mostrador del centro comercial. La realidad: los puntos de enfoque son útiles al usar el modo de enfoque automático, en situaciones con movimiento o acción. Si usas la cámara enfocando manualmente esta función se vuelve irrelevante. Una cámara DSLR básica tiene al menos 9 puntos de enfoque.
  • Video: si deseas una DLSR para para sacar videos principalmente, tal vez no debas comprarla. La función de grabar video en las DSLR de gama media es buena, pero no para videos profesionales.
  • ISO: se refiere a la sensibilidad a la luz del sensor. No te dejes impresionar cuando el vendedor comience a hablar de miles al referirse a esta característica. La tecnología de las cámaras ha evolucionado mucho, pero en general fotografías con un ISO alto corresponden a niveles de ruido electrónico altos; nada deseable. Si una cámara cuenta con un ISO máximo mayor a 2000 es más que suficiente.
  • Capacidad de grabar en modo RAW: si bien en un inicio esta característica no es muy importante, podrás sacarle más jugo a tu cámara por más tiempo si cuenta con ella. Todas las cámaras de gama baja de Nikon y Canon cuentan con esta característica.
  • Tamaño y peso: para sacar fotografías hay que llevar la cámara, por este motivo es buena idea que pruebes físicamente varios modelos en la tienda para sentirlos y decidir que prefieres: robustez o ligereza.

El vidrio vale oro

Has llegado a la tienda y te decidiste por una cámara, pero resulta que en el precio no está incluido ningún lente, solamente el cuerpo de la cámara… tranquilo, tal vez sea una buena oportunidad para adquirir un buen lente. Si debes escoger entre una cámara cara y un lente barato o entre una cámara barata y un lente caro, escoge el lente caro. Es probable que con el tiempo vayas a cambiar la cámara, pero conservarás los lentes. Así que escoge bien.

Un lente de 50 mm f/1.8 es una buena elección y un lente de 50 mm f/1.4 es una magnífica elección.  Si deseas sacrificar abertura máxima por algo más de flexibilidad un lente de longitud focal variable (28-200mm o similar) te será muy útil.

Selecciona con cuidado tu primer lente

Bueno ya ¿qué cámara compro?

Al momento de escribir este artículo hay varias cámaras en el mercado perfectas para iniciarte en el mundo de la fotografía digital. Sin ningún orden en particular me atrevo a enlistar 5 modelos, todos ellos una excelente elección.

Algunas recomendaciones finales

Independientemente de donde decidas comprar tu cámara, siempre será buena idea entrar a una tienda y probar la cámara. Siente su peso y cómo se acomoda en tus manos. Navega por sus funciones y toma algunas fotografías. Todas las funciones del mundo no importan si no la cámara no agrada a tu vista o a tus manos, o si la navegación entre sus funciones no resulta intuitiva y agradable. Puedes también realizar búsquedas en foros sobre el modelo que te interesa, lee al respecto y luego compruébalo tú mismo en la tienda antes de dejarte influenciar demasiado. Ahh… y no hagas demasiado caso al vendedor, no será novedad que sólo sepa repetir los datos que vienen en el catálogo sin tener ni la más remota idea de nada más o que desee venderte una marca en particular por motivos comerciales. Infórmate, prueba, decide y lo más importante: ¡siéntete seguro con la decisión que tomaste!

Si quieres leer más al respecto puedes revisar este artículo o este otro.

Si crees que he pasado algo por alto por favor siéntete libre de agregar tus comentarios abajo.