6 pasos para procesar paisajes con HDR – Parte 2

Pues ya estoy de regreso con la segunda parte. En la primera parte hablamos sobre el equipo y los preparativos necesarios. Ahora hablaremos sobre cómo evaluar la escena y determinar la exposición adecuada y enlistaré los 6 pasos para usar HDR en paisajes.

Evaluado la escena y su medición

En tus recorridos fotográficos, buscando y evaluando escenas para la captura de tus HDR, seguramente te encontraras con zonas donde el brillo y las sombras no presentan mucha diferencia lumínica. Estas escenas de por si no serán susceptibles de tratamiento HDR, ya que con una sola toma de seguro tu cámara capturará todo el rango dinámico que presenta. En este caso si aplicamos la técnica de HDR sería solo para resaltar aun más los detalles en la imagen final.

Pero ¿que ocurrirá en escenas donde los valores EV entre brillos y sombras son muy marcados? Entonces debes evaluar las zonas donde las luces sean altas y las sombras sean profundas y, usando tu criterio fotográfico, elegir una en esta intersección. Debes tener cuidado en la exposición, sobre todo con las sombras, pues si las subexpones no habrá programa que te reproduzca los detalles de estas zonas, porque sencillamente allí no habrá ninguna información de la escena que se pueda procesar. La idea general es que haya fotos que expongan adecuadamente las sombras aunque sobreexpongan todo lo demás, y que haya también fotografías que expongan adecuadamente las luces aunque subexpongan todo lo demás.

¿Como mido estas diferencias? Para las capturas de paisajes en HDR, el mejor sistema de medición con excelentes resultados es el Matricial o Multipunto, ya que cubre todos los puntos de iluminación que en paisaje son muy diversos. Pero si deseas una medición más fina seguro tendrás que usar el sistema puntual para establecer una diferencia de EVs entre la lectura base de toda la escena y los extremos para luego obtener un promedio de imágenes que necesitarás.Captura paisajes usando HDR

¿Cuántas fotos necesitaré?

Generalmente necesitaras 3 fotos con 2 stops de diferencia a izquierda y derecha del valor EV=0 a partir del valor de exposición fijado. Por ejemplo, si la cámara te indica un valor de 1/200s, deberás obtener otra fotografía a 1/50s y una más a 1/800s, sin modificar ni la abertura, ni el ISO, ni el enfoque, ni la posición de la cámara entre cada toma.
También se te presentaran situaciones con muchas diferencias de luz. Para cubrirlas todas necesitaras 5, 7 o más fotos con 1 stop de diferencia. Puedes usar el histograma para saber si todos los niveles de luz se van cubriendo.

¿Cómo saco las fotos?

Aunque existen 5 métodos conocidos, con sus seguidores y detractores, solo nos centraremos en el de Prioridad de Abertura (Av) con Horquillado Automático (BKT o AEB) o Auto-Bracketing, que es el método ideal para HDR. Este método, una vez fijado el diafragma, obligará a la cámara elegir la velocidad apropiada para cada stop.
A manera de información te menciono los 5 métodos, estos son:

  • Método de Compensación.
  • Prioridad de Apertura con Horquillado Automático.
  • Prioridad a la Velocidad.
  • Variación del ISO.
  • Manualmente.

¡Manos a la obra!

Bien, ya elegimos el método, Prioridad a la Apertura con Auto-Bracketing (horquillado). En este método, la cámara requiere de una exposición y de un número f, llamémoslo A. Al apretar el obturador la cámara toma una foto correctamente expuesta según el exposímetro integrado, y luego toma una foto sobreexpuesta A números f, y otra subexpuesta A números f. Ahora sí, después de esta explicación, hagamos la captura. Estos son los pasos.

  1. Ajusta el diafragma más cerrado (numero f grande) que la situación te permita. Esto te dará más nitidez, textura y profundidad de campo, y este es precisamente el secreto a la hora de fotografiar paisajes: una amplia profundidad de campo. Hecho esto, fija la posición de la cámara con el trípode.
  2. Establece el primer valor del horquillado (en Prioridad Abertura la cámara te lo proporcionará) y la diferencia en f stops de cada toma. En las DSLR este valor se puede ajustar en +/- 2, 1, 1/3 f stops.
  3. Conecta el disparador por cable, configura el disparador remoto o configura el temporizador automático.
  4. Presiona el botón de disparo a la mitad para que la cámara prepare todo lo que ejecutará y después presiona a fondo y espera que se cumpla la secuencia que elegiste.
  5. Verifica los resultados antes de desmontar la cámara.
  6. Si observas que en cualquiera de las imágenes te falta detalle en una determinada zona podrás corregir y retomar las fotos que precisas, modificando el tiempo de exposición. De esta manera cubrirás todo el rango de la escena.

Recuerda que una imagen de HDR no tiene porque estar compuesta de solo tres imágenes, esta puede estar formada por 3, 5, 7 o más imágenes.

Bueno, hasta aquí te he dado las pautas para que consigas capturar tus propias HDR con buenos resultados, ahora te toca a ti.

Suerte y cuéntanos como te fue en tus comentarios.

Básicos de Fotografía: el histograma

Al estar revisando las en tu cámara las fotografías que tomaste es probable que hayas llegado de alguna forma al menú que muestra, junto a la información EXIF de la fotografía, una extraña gráfica con rayas de dos colores: se trata del histograma.

Dos cosas pudieron suceder entonces, la miraste por un segundo para luego ignorarla y seguir revisando el trabajo del día o te llamó atención lo suficiente como para querer comprender que representa; y la respuesta mas fácil es: se trata de una representación gráfica de los diferentes tonos presentes en la fotografía.

Ahora ¿para qué sirve?

La pequeña pantalla LCD de las cámaras a menudo no es adecuada para conocer los detalles de la fotografía, los histogramas son una buena guía para determinar si la fotografía está bien expuesta o no.

Un ejemplo de histograma. Los histogramas cuentan cuántos pixeles hay en cada nivel, desde blanco hasta negro. El blanco está a la derecha y el negro a la izquierda. La altura de la gráfica en cada nivel indica cuántos pixeles hay en cada tono.
El histograma como referencia en plena acción. Si la imagen tiene muchos pixeles blancos la  gráfica se mueve a la derecha, si tiene muchos pixeles negros se mueve a la izquierda. Así de simple. El histograma que está junto a estas líneas corresponde a la fotografía de un restaurante de la Torre Eiffel. Los tonos oscuros abundan, por lo que la gráfica tiene un abultamiento prominente desde la mitad hasta la izquierda. Las nubes blancas y ligeramente sobreexpuestas en sus detalles dan lugar al pico en el extremo derecho de la gráfica.

Los histogramas son una muy buena referencia inicial para conocer la exposición de las fotografías. Es buena idea buscar un poco en el menú de tu cámara digital para encontrar la opción que te permite ver el histograma y los datos de exposición de cada toma justo al lado de la fotografía. No es difícil, en algunas cámaras basta con pulsar el comando de cruz hacia arriba o hacia abajo al estar en el modo de visualización de fotografías, o tal vez haya un botón llamado “Display”. Así, cuando tomes una fotografía podrás revisar el histograma de un vistazo, lo importante al hacer esto es poner atención a los extremos, si la gráfica esta muy cargada a la derecha o tiene picos altos hacia este mismo extremo, por ejemplo, es probable que la fotografía esté sobreexpuesta. Esto significa luces altas sin detalle (o sea completamente blancas), como el centro de las nubes de la fotografía “Altitude”. Esta primera revisión te proporcionará una base para ajustar la exposición, ya sea de forma manual o usando el control de exposición EV para obtener un resultado más balanceado.

El histograma perfecto

La verdad… no existe un histograma perfecto. Los histogramas adoptarán formas tan variadas como las condiciones de iluminación o las composiciones lo permitan. Una fotografía a contraluz producirá un histograma con un pico en cada extremo (algo parecido a una u). Una fotografía del cielo nocturno dará lugar a algunos picos en el extremo izquierdo y algunos destellos en el lado izquierdo.

La belleza de la fotografía no reside en la forma del histograma, sino en la composición misma y en los ojos del fotógrafo y de quien admira su trabajo, por lo que no hay una forma para el histograma que pueda asociarse a una foto perfecta.

Para terminar otros ejemplos

Las tres fotografías de abajo fueron tomadas con diferentes exposiciones. La primera está subexpuesta y el histograma aparece cargado fuertemente hacia la derecha. La tercera a simple vista está completamente sobreexpuesta, el detalle en las luces se ha perdido completamente en la parte trasera del coche y el histograma corrobora la historia. Por último, la segunda fotografía es la más balanceada de las tres, aún está ligeramente sobreexpuesta tal como lo muestra el pequeño pico al lado derecho del histograma, pero si tuviera que elegir entre una de las tres elegiría a la segunda, y el histograma apoyaría mi decisión.

Foto SubexpuestaHistograma Subexpuesto
Exposicion Intermedia Histograma de Exposicion Intermedia
Foto Sobreexpuesta Histograma Sobreexpuesto

PD: estas tres fotografías sirvieron de base para crear esta fotografía HDR. Puedes leer mas al respecto aquí.

¿Usas regularmente el histograma para determinar la exposición adecuada?