5 tips para sacar fotos con poca luz

Todos en algún momento como fotógrafos nos hemos topado con una situación fotográfica irresistible donde la luz no es suficiente ni la más adecuada. Así que para que estés preparado para la siguiente ocasión en que esto suceda, aquí te presento 5 tips para sacar fotos con poca luz que seguramente te resultarán muy útiles. Y estos son.

Selecciona una velocidad de obturación baja

Si a una foto le falta luz, aumenta el tiempo de exposición; seguramente esto lo aprendiste el primer día que tuviste una cámara manual en tus manos. Ahora, aumentar el tiempo de exposición en un día soleado de 1/250 a 1/125 con un lente de 55 mm seguramente no representará ningún problema a la hora de sostener la cámara con tu mano; sin embargo la cosa cambia en situaciones donde hay poca luz, pues vas a tener que usar velocidades de 5 segundos o más. Esto muy seguramente te traerá problemas de falta de nitidez, sobre todo si tienes fondos con luces brillantes puntuales. Sin embargo, para que el sensor de la cámara pueda captar suficiente información para sacar una buena fotografía, deberás extender el tiempo de exposición e ingeniártelas para lidiar con el movimiento.

Selecciona un número f pequeño

Un número f pequeño es el compañero perfecto de un tiempo de exposición largo en situaciones de poca luz. Mayor tiempo de exposición y un área mayor que permita el paso de luz hacia el sensor, van a contribuir a aumentar la exposición de la fotografía. Si tienes un zoom, generalmente la mayor abertura la vas a lograr con la longitud focal más corta. Sin embargo, si tienes billetes y quieres irte al extremo de los números f pequeños, puedes adquirir un objetivo primario con f/1.4… ¿Esto suena bien verdad? Y con razón, pues uno de estos lentes ya son palabras mayores en el mundo de la fotografía, y muy seguramente te resultará útil en fotografías con poca luz.

Utiliza un tripie

Tu mejor aliado para sacar fotos con poca luz es un tripie, pues te ayudará a evitar cualquier problema de nitidez al mantener tu cámara estática. Si usas un tripie no tendrás que confiar en tu pulso ni en tu habilidad para contener la respiración mientras presionas el obturador; así podrás usar exposiciones de 2, 10 o más segundos sin problema alguno. Si no tienes un tripie puedes usar una silla, una mesa o cualquier objeto que te permita mantener fija tu cámara durante el proceso de exposición. Si no usas un tripie asegúrate de que la superficie sea lo suficientemente robusta para sostener el peso de tu cámara, muy seguramente no quieres verla, u oírla caer, estando tu lejos sin poder hacer nada.

Utiliza un ISO alto

Bueno, este tal vez sea el último recurso a no ser que lo hagas con conocimiento de causa. Si ya ajustaste un tiempo de exposición tan largo como la situación lo permita y el número f más chico que tu objetivo es capaz de darte, y aún así tu exposímetro no está contento, entonces debes aumentar el ISO. Como sabes el principal problema al aumentar el ISO es que también permites la aparición de ruido electrónico. Aunque las cámaras modernas pueden lidiar bastante bien con esta situación, aún con un ISO mayor a 4000, la mejor idea es no exagerar, pues tal vez una foto ligeramente subexpuesta sea mejor que una foto con demasiado ruido electrónico.

Sony A7s High ISO 6400 Test
Esta foto fue tomada con un ISO de 6400 y no se ve nada mal. Foto por Pasu Au Yeung.

Juega con el desenfoque

Enfocar algo cuando en el ambiente hay poca luz puede ser difícil, pero un desenfoque en el lugar preciso -aunque no haya sido intencional- puede darle un toque muy interesante a cualquier fotografía. Así que puedes experimentar con el desenfoque haciendo dos disparos, uno ajustando la perilla de enfoque más allá de su punto medio pero antes del infinito, y otro cerca del primer plano. Si tienes luces brillantes en el fondo seguramente enfocar cerca del primer plano va a crear un efecto bokeh muy agradable visualmente.

Ahora que si lo tuyo es el control, puedes usar un tripie y ajustar el enfoque iluminando artificialmente el elemento de tu foto que quieres enfocar. Si estás en exteriores podrías usar las luces frontales de tu coche para ajustar el enfoque. Si estás en interiores tal vez una lámpara de mano pueda hacer el mismo trabajo. En cualquier caso podrás apagar la fuente artificial de luz después de lograr el enfoque deseado.

Dinner before christmas eve.
Esta foto fue tomada enfocando el primer plano. ¿Ves el bokeh al fondo? Foto por: Beat Eisele.

Espero que te resulten útiles estos tips. ¿Hay alguna técnica que utilices cuando la luz no sea suficiente?

20 términos de fotografía que todo fotógrafo debe saber – Parte 2

Pues esta es la segunda parte de este breve diccionario fotográfico de 20 términos que todo fotógrafo debe saber. Aquí puedes encontrar la primera parte y a continuación los siguientes 10 términos.

Sé que van a faltar muchos otros pero considero que estos son las más “Googleados”, así que aquí vamos.

***

ISO

El ISO, o sensibilidad ISO, es un concepto que proviene de la fotografía convencional con película y se refiere a la facilidad que tiene un sensor fotográfico para captar la luz. Este parámetro se puede ajustar en cualquier DSLR, y mientras mayor sea este más sensible será la el sensor a la luz, pero también al ruido. Para aumentar la exposición de una fotografía podemos aumentar la abertura, aumentar el tiempo de exposición o aumentar el ISO. El precio que hay que pagar por tener una mayor sensibilidad a la luz es la presencia de ruido en la fotografía.

Longitud Focal

La distancia focal de una lente es la distancia entre el centro óptico de la lente y el punto focal, que es donde se concentran los rayos de luz. En un objetivo fotográfico la distancia focal es la distancia entre el diafragma de este y el sensor de la cámara. Una longitud focal larga tiene mayor poder de acercamiento y una campo de visión reducido, mientras que una longitud focal corta tiene poco poder de acercamiento pero un amplio campo de visión. En las fotos de abajo se utilizaron diferentes distancias focales, y para mantener la misma perspectiva de la flor el fotógrafo se alejó de ella, comenzando a unos cuantos centímetros y terminando a varios metros de distancia. El poder de acercamiento de los objetivos se puede notar al observar el fondo.

La longitud focal y su efecto

Luz

En realidad la luz es una radiación electromagnética, solo una parte del amplio espectro que va desde las ondas de radio hasta los rayos X. La longitud de onda de la luz va de los 400-700 nanómetros, abarcando desde los colores rojos hasta el violeta. Otro término asociado a la fotografía y a la luz es la temperatura del color, que asocia una temperatura (medida en grados Kelvin o K) a ciertas tonalidades de la luz. Una temperatura de color baja está asociada a los colores rojos, mientras que temperaturas altas están asociadas a la luz blanca o azul. La luz de una vela tiene una temperatura de 1750 K, la luz de día tiene una temperatura de 5,500K y la luz de un relámpago corresponde a 30,000K.

Temperatura del color: desde el rojo hasta el azul

Objetivo

También conocido como lente fotográfico. Son estructuras hechas de plástico o metal y vidrio, que realizan el trabajo de captar los rayos de luz y concentrarlos en el sensor de una cámara fotográfica. Los objetivos pueden ser primarios o variables. Los objetivos primarios tienen una longitud focal fija. Si la longitud focal es corta (menor a 28mm) se conocen como gran angular, si la longitud focal es larga (mayor a 70mm) se conocen como telefotos.

PPP

PPP es la abreviatura de Puntos Por Pulgada. También se conoce por sus siglas en inglés, PPI (Pixels per Inch) o DPI (Dots per Inch), y es una unidad de medida de resolución de fotos o dispositivos digitales como, por ejemplo, impresoras y cámaras digitales. Cuanto más elevado sea este número, mayor será la resolución. Por ejemplo, las impresoras láser suelen tener una resolución de un mínimo de 300 puntos por pulgada.

Profundidad de bit

También conocido como Bit Depth. Este término se refiere a la cantidad de bits disponibles para guardar la información percibida por cada píxel del sensor. Una cámara con una profundidad de bit de 16 bits podrá captar cambios más finos en la luz que una cámara con 10 bits. Puedes pensar en la analogía de intentar medir con una regla graduada únicamente en milímetros y otra graduada en centímetros. Si mides con la primera el grosor de un libro podrías determinar que mide 24mm, pero si lo mides con la segunda va a medir o 2cm o 3cm. Si volvemos a la fotografía, un sensor con un bit depth de 1 bit únicamente podrá decir que algo es blanco o negro, sin tonos grises intermedios; por lo que podrías deducir que a mayor bit depth más finos son los tonos grises intermedios.

Esta foto tiene una profundidad de bit de 4 bits, por lo que la calidad es mala y los cambios en los colores son abruptos.

Profundidad de campo

Este término puede resultar algo confuso, pero aquí está bien explicado. La profundidad de campo se refiere a la sección de la fotografía localizada entre el primer plano y el fondo que se encuentra bien enfocada. Una profundidad de campo reducida se puede lograr con una abertura grande, mientras que una profundidad de campo amplia se logra usando aberturas pequeñas. Por este motivo es recomendable usar esta última configuración al fotografiar paisajes, pues queremos que todo, desde el primer plano hasta el fondo aparezca enfocado. Si quieres usar profundidades de campo reducidas aquí hay algunas ideas.

Rapidez

Este término está asociado a la sensibilidad y a la abertura máxima de un lente. Un ISO de 1600 puede considerarse rápido, mientras que un lente con una abertura máxima de f/1.4 por ejemplo puede considerarse como un lente rápido.

Teleobjetivo o Telefoto

Es un objetivo de focal larga construído de forma que su longitud física sea inferior a su longitud focal.

 Zoom

Es un objetivo con longitud focal variable.

***

Y con la z terminamos la segunda parte de este diccionario fotográfico. Si crees que faltó un término que definitivamente debería estar aquí solo deja un comentario y lo agregamos… ¡aunque ya no sean 20 nada más!

ISO, Abertura y Distancia Focal… conceptos y simulación virtual

Esta es una útil herramienta para comprender el resultado de modificar los principales parámetros a la hora de sacar una fotografía. Prueba modificando el ISO, la abertura o la distancia focal y mira los resultados inmediatamente. Puedes seleccionar prioridad de abertura, de obturación o manual, juega con la distancia, la distancia focal y con el balance de blancos. ¡Experimenta!

Un recordatorio de algunos de estos ajustes y sus efectos en la fotografía final.

ISO: afecta cuán sensible a la luz es el sensor de la cámara. Números altos aumentan la sensibilidad de la cámara, pero aumentan también considerablemente el ruido electrónico. Lo recomendable es usar el ISO tan bajo como sea posible, es decir, ajusta primero la abertura y eo obturador, y si el fotómetro de la cámara indica que la foto está subexpuesta, aumenta el ISO.

Abertura: se refiere a qué tanta luz deja pasar el diafragma de la cámara. Mientras más grande sea la abertura, menores serán los números f, más luz pasará al sensor y menor será la profundidad de campo. Para retratos es conveniente seleccionar aberturas grandes para reducir la profundidad de campo, aberturas grandes también son apropiadas para capturar bokeh. Para paisajes conviene tener profundidades de campo amplia, por lo que hay que usar aberturas pequeñas.

Velocidad de obturación (shutter): controla el tiempo que el diafragma se abre para dejar pasar luz al sensor. Para capturar acción rápida se requiere una velocidad de obturación rápida, en situaciones de poca luz no queda más remedio que aumentar la velocidad de obturación.

Distancia focal (focal length): informalmente podemos definir a la distancia focal como el “tamaño” del lente. Mientras mayor sea la distancia focal de un lente, más poder de acercamiento tendrá. Longitudes focales mayores a 135mm son comunes en los telefotos, mientras que longitudes focales menores a 28 mm son comunes en los lentes gran angular, que son perfectos para capturar áreas grandes como paisajes o arquitectura.

Como mejorar tu técnica para fotografiar flores

Cuando empezamos a caminar por el mundo de la fotografía, pensamos que tomar fotos de flores es lo más fácil, y no nos equivocamos. Logramos captar imágenes muy nítidas, seguro bien iluminadas, pero al verlas hay algo que falta, algo que no “llena” el ojo. Aún les falta algo y no se ven como esas fotos que pensábamos tomar.
No te desanimes, todos pasamos por lo mismo, tómate unos minutos y lee éstos tips que de seguro te ayudarán a mejorar tu técnica. A ver, empecemos.

 Lo más importante: la luz

Las luces de las primeras y últimas horas del día son sin lugar a dudas las mejores, porque te proporcionarán una iluminación suave, y como consecuencia, sombras suaves, a diferencia de la luz fuerte y plana del medio día. Como valor agregado, temprano por la mañana encontrarás las flores con la humedad del rocío, que les dan ese encanto especial de frescura.El color es un importante elemento al fotografiar flores.
Si no puedes (o no quieres) levantarte muy temprano, especialmente en días de descanso,  o si por la tarde el tiempo de luz te queda corto  ¡no hay problema! Un par de difusores o cajas de luz donde podamos aislar al sujeto, unos reflectores medianos o un par de flashes te ayudarán a contrarrestar las sombras de la luz dura del medio día.

El fondo debe servir para centrar la atención en el sujeto.

Algo que no te debe faltar: el trípode

De hecho, en tu equipo no te puede faltar un buen y sólido trípode, que es para mí totalmente imprescindible, ya que te permitirá exposiciones más nítidas con exposiciones largas sin ningún temor al movimiento del pulso. Adicionalmentel te da libertad total para moverte y componer con facilidad.

Accesorios útiles

Bueno, si ya tienes un trípode, comprar un control remoto para la cámara será bastante útil. El control evita que tengamos que tocar la cámara al momento de activar el disparador, eliminando las vibraciones ocasionadas por hacerlo. Para tomar fotos de flores también te puede resultar útil contar con unas pinzas articuladas para sujetar el tallo de la flor a cualquier objeto más fuerte para evitar que se mueva. Puedes hacerte también de unos pequeños reflectores de 20 cm de diámetro para redireccionar la luz a donde la necesites, los puedes fabricar fácilmente con un par de cartulinas tamaño A4.

Bokeh, bokeh

¿Que valores ISO debo usar?

En la fotografía de flores siempre hay que buscar la nítidez, salvo que quieras lograr efectos especiales o se trate de un trabajo creativo propio. Un componente importante para conseguir fotos nítidas es saber que valor ISO emplear. Sin entrar en detalles técnicos o electrónicos te diré que uses el más bajo que tu cámara y la iluminación te permitan. Un ISO 100 o similar será una excelente elección. Usar ISOs muy altos solo llevará a evidenciar el molesto ruido en la imagen.

Usa un tripie para obtener fotos nítidas.

¿Qué objetivo uso?

Fotografiar flores es un tema que nos da la oportunidad de usar cualquier focal: macro, gran angular, tele zoom, focal fija,etc. Y con estos objetivos puedes elegir la composición que más te guste y que vaya de acuerdo al motivo.

Por ejemplo:
Con el macro, podrás captar la diminuta belleza del interior de una flor, los estigmas, las anteras, el polen adherido, o los detalles de los pétalos; podrás fotografiar todo un mundo que muchas veces pasa desapercibido.
Con una focal fija de 300 mm obtendrás ese bello fondo desenfocado (bokeh) que dará mucha personalidad a la imagen.
Con un gran angular podrás capturar a las flores aisladas en el primer plano, rescatándolas del fondo.

Usa un macro para captar hasta el más mínimo detalle de las flores.

No olvides la composición

Encontrar nuestro sujeto seguro nos tomará algo de tiempo, y tener la paciencia para observarlo otro tanto.  Debemos estudiar todos sus ángulos y posibilidades, ver donde crece y como crece, entender la luz que lo ilumina y entonces evaluar los puntos de vista más favorables para nuestra captura.
Con nuestro sujeto ya estudiado ahora solo queda determinar dónde y cómo se ubicará dentro del encuadre, lo cual da lugar al nivel del impacto visual que tendrá el motivo de tu fotografía. Algunas reglas útiles de fotografía que vale la pena recordar para fotografiar flores son:

La regla de los tercios: conocida por todos. Su nombre proviene de las dos líneas verticales y horizontales que dividen al visor en tercios. La intersección de estos dos pares de líneas genera cuatro puntos principales o de fuerza. Cualquier sujeto contenido dentro de ellos produce más impacto visual que en cualquier otra área del formato. Por supuesto que no podemos dejar de lado las líneas que nos ayudarán a determinar áreas de dominancia en la foto. Por ejemplo, si la línea del horizonte cae en la línea superior, la imagen quedará dominada por el paisaje, pero si cae sobre la línea inferior, el cielo sería el principal protagonista.

El contraste puede crear fotos espectaculares.

Dibujos y formas: la naturaleza nos ofrece en múltiples ocasiones dibujos y formas que tenemos que aprovechar. Aquí es donde entra en juego el sentido artístico del fotógrafo. Esto puede ser algo tan simple como componer la imagen con una o dos flores generando un balance o creando un dominio una sobre la otra. ¡Pon mucha atención a las formas para aprovecharlas!

Textura y color: la textura y sensación de tridimensionalidad lo da el ángulo con el que la luz incide sobre el sujeto. Busca la luz lateral que crea relieve, textura y que acentúa el color. Aquí es donde cobra real valor aquello de “ las primeras luces o últimas” del día.
Por el contrario, si la luz incide sobre el sujeto de forma axial sobre el sujeto, las sombras desaparecen, dando lugar a una iluminación plana y dura, desbaratando nuestra imagen.

Los pétalos de una flor.

Y por último: el fondo

Algo que muchas veces los que empezamos en fotografía descuidamos, y que es precisamente lo que da ese toque de belleza a nuestra imagen, es el fondo. Busca siempre un fondo desenfocado (bokeh) para crear una profunda sensación de atención sobre nuestro sujeto. Si el fondo es confuso o llamativo la imagen se verá mermada en atención y nuestra mirada vagará por la foto sin saber donde está lo más importante. Así que hay que prestar mucha atención a esto.

A veces los fondos no se ajustan a nuestros gustos o a una buena composición y nuevamente ¡no hay problema! Crea entonces tus propios fondos. Puedes echar mano de cartulinas de color que venden en tamaño A4, teniendo cuidado de no usar colores que puedan crear una sensación de irrealidad. Otra alternativa es componer tus propios fondos con aquellas fotos de paisajes que fallaste o que tomaste porque si. Para esto puedes imprimirlas algo desenfocadas en tamaño A4 y luego colocarlas detrás del sujeto a fotografiar.

Bien,…te he dado algunos tips para que arranques en la no muy difícil tarea de fotografiar flores. Ya sabes, si tienes algo que agregar ¡me gustará leer tus comentarios!

¡¡¡Suerte!!!

Cuida el enfoque siempre.

 

20 términos de fotografía que todo fotógrafo debe saber – Parte 1

La fotografía, como cualquier área del conocimiento, y como cualquier otra área muy ligada a la tecnología, tiene una serie de términos que puede intimidar a más de uno. Sólo hace falta hojear cualquier libro de fotografía, o mirar este sitio, para encontrarse con alguna palabra extraña en el primer párrafo. El significado de muchas de ellas será obvio con tan solo leer la palabra, pero otras requieren de un contexto o de algún conocimiento previo. Así que estos son algunos términos fotográficos que no puedes dejar de conocer. Si crees que hace falta algún otro, ¡sólo agrégalo en un comentario!

Abertura

Estrictamente hablando se refiere a qué tanto se ha abierto el diafragma de la cámara. Este parámetro realmente se mide en unidades cuadradas, sin embargo, es común referirse a la abertura como un parámetro que es inversamente proporcional al número f. Esto quiere decir, que mientras más grande sea el número f, el diafragma estará menos abierto y la abertura será menor. Si el número f es pequeño, el diafragma estará más abierto y la abertura será mayor. Mientras más grande sea la abertura, más luz pasará a través de el diafragma. Aquí hay una referencia sobre cómo balancear el ISO y la abertura.

AE Lock

Es una función que traen muchas DSLR que permite “bloquear” la exposición para poder recomponer la fotografía sin que el exposímetro realice ajustes en la velocidad de obturación o abertura. Se usa principalmente en los modos de exposición ponderado central o central. Al apretar el botón AE Lock la exposición se mantendrá fija, aún cuando se mueva la cámara o varíen las condiciones de iluminación.

Balance de blancos

Se refiere a un ajuste que puede realizarse en la cámara, o durante el procesamiento digital, para corregir el brillo de los colores básicos rojo, verde y azul (RGB); con el objeto de lograr que la parte más brillante de la imagen aparezca como color blanco, y la menos brillante como negro.

El balance de blancos afecta directamente a los colores de cualquier fotografía.

Bokeh

Es un efecto óptico que se logra al fotografiar luces brillantes con fondos oscuros, usando aberturas grandes y colocando los elementos brillantes fuera del área de enfoque.

Una fotografía con efecto Bokeh.

 

Compensación de exposición

Es una función que permite forzar la exposición 1 o 2 números f hacia arriba o hacia abajo tomando como referencia el valor de exposición proporcionado por el exposímetro, en el modo semiautomático, o el valor resultante de fijar una abertura y una velocidad de obturación, al usar el modo manual.

Diafragma

Es el dispositivo mecánico que controla la cantidad de luz que llega al sensor de la cámara. Es controlado al ajustar el número f.

La abertura del diafragma está relacionada con los números f.

Distancia focal

Es la distancia existente entre el plano de la imagen y el plano de la óptica. Se mide en milímetros y varía en función del tipo de cámara. Así, mientras en una réflex de 35 mm hablaríamos de rangos entre 28 y 85 mm para las ópticas más comunes en una compacta digital podemos encontrar como valores habituales los comprendidos entre 7 y 32 mm. Una distancia focal de 28 mm, por ejemplo, proporcionará ángulos de visión amplios, apropiados para capturar panorámicas. Una distancia focal de 300mm proporcionará ángulos de visión muy reducidos, que crearán un efecto de acercamiento o amplificación, apropiados para fotografiar objetos distantes.

La capacidad de acercamiento aumenta con la distancia focal del objetivo.

EXIF

Es la abreviatura de Interchangeable Exchange Image Format, o Formato Intercambiable de Archivos de Imagen. Podría decirse que los datos EXIF son un archivo que la cámara adjunta a cada fotografía que se toma con ella, donde registra parámetros importantes de la fotografía como la distancia focal, la abertura, si se usó el flash, la ubicación geográfica cuando es posible geotiquetar las fotos, marca y modelo de la cámara, entre otros datos importantes.

Fallo de reciprocidad

Tal vez este término está fuera de contexto en la era de la fotografía digital, pero a manera de breviario cultural, el fallo de reciprocidad es un defecto de las películas analógicas que provoca que la cantidad de luz que pueden “grabar” no sea proporcional al tiempo de exposición. Esto quiere decir que, si tomamos una foto de 15 minutos con una película, y luego tomamos otra foto, pero ahora con 30 minutos de exposición, la cantidad de luz grabada no será del doble, aún a pesar de haber doblado el tiempo de exposición. El considerar este defecto era muy importante, sobre todo en la astrofotografía. La buena noticia es que los sensores CCD de las DSLR no tienen este defecto.

Histograma

Es un gráfico que representa el número de píxeles que hay en la fotografía cada valor de luminosidad, desde negro (0) a blanco (255). Está formado por un eje horizontal que muestra cada uno de los niveles de 0 a 255 y de otro vertical que nos indica la cantidad de cada uno de los niveles. Cuanto más alta sea la barra, más cantidad de píxeles habrá de este valor en la foto que representa.

Ejemplo de histograma.

***

Bueno, éstos fueron los primeros 10 términos de fotografía. ¿Cuál te pareció el más difícil de comprender en su momento?

Y finalmente… esta es la segunda parte.

 

Nos gustaría saber, ¿qué opinas?[poll id=”7″]