A la sombra de Don Goyo: el Popocatepetl

Don Goyo se alza imponente, justo al centro de México. Quienes viven bajo su sombra, quienes lo miran todos los días al comenzar su día, cuando el cielo es claro y el sol comienza asomarse lo conocen, saben que ahí ha estado siempre, a veces tranquilo y a veces no tanto. Bajo esta cotidaneidad es fácil olvidar que se trata de un volcán activo, un coloso de más de 5000 metros que domina los valles, pueblos y ciudades a su alrededor. Un coloso que descansa celosamente a los pies de Iztaccíhuatl.

Naturaleza indomable por DrCarlosAMG

Cuenta la leyenda que el Popocatepetl representa a un un valiente guerrero de nombre Popoca, que fue enviado a la guerra, con la promesa de recibir la mano de su amada Iztaccíhuatl si regresaba victorioso. Los meses pasaron y el guerrero no regresaba, pero a los oídos de Iztaccíhuatl llegó el rumor de que el valiente guerrero había muerto. Iztaccíhuatl no soportó la tristeza y ella murió de pena. Poco después Popoca regresó de la guerra y al enterarse de la muerte de su amada se arrodilló ante su lecho y encendió una antorcha para ver su rostro. Ante esta escena los dioses se conmovieron tanto de la pareja, que los inmortalizaron convirtiéndolos en enormes montañas. Desde aquel momento el valiente guerrero Popoca custodia a Iztaccíhuatl, a sus pies, con su antorcha de fuego y humo encendida, por toda la eternidad.

Popocatepetl es una palabra que proviene del náhuatl y que significa “montaña que humea”, y desde tiempos prehispánicos ha hecho honor a su nombre. Se tienen registrados varios periodos de gran actividad, la última erupción más fuerte ocurrió en diciembre de 2000, cuando el volcán arrojó lava y una columna de ceniza de más de 3 kilómetros de altura.  Durante el mes de noviembre de 2011 el hubo una poderosa explosión en el volcán que hizo temblar la tierra, escuchándose potentemente en las poblaciones cercanas, pero sin causar afectación alguna.

Fumarola 1 por DrCarlosAMG
Cerrito de Cholula y Popocatepetl, Puebla. por Rahuno
mexico city sunrise por Jose Luis Ruíz
Iglesia y Popocatepetl por Ismael Alonso

Popocatépetl (Puebla) por Jerry
Vigilando el Popocatépetl por Alberto Rosales
POPOCATEPETL por Angel Morales Rizo
El Popocatépetl por Rubén Julián Vinagre

Atlimeyaya (EXPLORE) por David Alexis Córdova Morales
Popocatepetl por Luis Sandoval

La presencia del Popocatepetl crea paisajes únicos, amaneceres deslumbrantes y panorámicas increíbles, dignas de capturarse con el lente, pero no hay que olvidar que se trata de un volcán activo, como lo saben los millones de personas que viven bajo su sombra; quienes lo conocen, quienes lo ven imponente por las mañanas y lo pueden sentir bajo sus pies, quienes lo escuchan rugir por las noches… Quienes viven bajo su sombra, saben que está ahí, dominando valles y pueblos en el centro de México, a los pies de Iztaccíhuatl, la Mujer Dormida.

Actualización: El Popocatépetl ha aumentado su actividad recientemente desde el 16 de abril de 2012, arrojando material incandescente por sus laderas y nubes de ceniza sobre ciudades como Puebla, Cholula, Tlaxvala y el Distrito Federal. El Centro Nacional de Prevención de Desastres mantiene un monitoreo constante sobre la actividad del coloso para mantener a la población a salvo ante cualquier eventualidad. Hasta la fecha de esta publicación el volcán se ha mantenido activo intensamente, por lo que el semáforo de alerta volcánica se mantiene en amarillo fase 3, un nivel por debajo del rojo, que implica una evacuación total de los poblados a sus faldas.

Volcan Popocatepetl y sus Caprichos

Popocatépetl por Blue Maury

¿Que piensas? ¿Has visto alguna vez a este coloso o has apuntado tu cámara hacia el? ¡Comparte tus fotografías!

[poll id=”2″]

Abandonado

Esta es la primera publicación de “Historias”. Cualquier fotografía puede contar una historia referente a quienes aparecen en ella, al lugar, al momento, o a cualquier atisbo de luz encuadrada en ella. La idea de “Historias” es compartir el sentir de la fotografía, completar con letras lo que la fotografía no puede decir por si sola;  hacer un marco de palabras que extiendan a la fotografía más allá de sus bordes.

La otra parte de la historia es el como se tomó la fotografía. La idea de dFF es aprender y compartir sobre todo lo relacionado con la fotografía.

Después de esta breve introducción esta es la historia de “Abandonado”.

La fotografía muestra las ruinas del antiguo Hotel El Riego. Se tomó en México, en el estado de Puebla, en una región llamada Tehuacán, famosa debido a sus aguas minerales que brotan tras recorrer un largo camino desde el Pico de Orizaba, que es el volcán más alto de México ubicado en el vecino estado de Veracruz.

La historia de las aguas minerales en Tehuacán se remonta a 1903, pero la historia del Hotel El Riego se remonta a 1800, cuando Francisco Mont compró el lugar por menos de 10,000 pesos para convertirlo en una próspera hacienda.

Según el libro “El Riego, un lugar para recordar”, escrito por Enrique Mont Marquet, la transformación de la hacienda en hotel inició a finales del siglo XIX, y dió como resultado un moderno hotel para aquella época con 80 cuartos amplios y ventilados, con pasillos tapizados de adoquín y adornados con cuartos renacentistas. Según el relato, sus restaurantes ofrecían comida española y francesa y en sus jardines se paseaban jabalíes, codornices y zorros; sus visitantes lograban respirar la tranquilidad que emanaba del lugar. El hotel estaba a la misma altura que la de aquellos hoteles y balnearios de Europa.

Este apogeo duró poco, pues la revolución mexicana obligó a los dueños a emigrar fuera del país. La lucha armada fue cruda en todo el país y El Riego no escapó a ella. Después de la revolución, en el año de 1925, se reinició la reconstrucción del hotel, dejándolo un poco mas sobrio según cuentan, pero mantenía aún los aires de esplendor de su época anterior.

Vacías armaduras adornaban en esta nueva época sus pasillos de gruesos muros, y en el restaurante se seguían sirviendo suculentos platillos que atraían a la sociedad tehuacanera, según me han contado mis padres.

Hotel El Riego

Hacia 1960 el hotel inició una etapa de múltiples ventas y adquisiciones que marcaron el inicio de su fin, pero no fue hasta la década de 1980 cuando por situaciones que desconozco el centenario lugar cerró sus puertas. Desde este momento los pisos comenzaron a decolorarse y las gruesas paredes de adobe y los techos comenzaron a desmoronarse, encontrando en el suelo un lugar mas cómodo pero menos suntuoso. “Abandonado” muestra uno de los pasillos que se encuentran junto a lo que alguna vez fue la recepción del lugar, el techo de madera ha desaparecido y ha dado paso a la lluvia que refleja el cielo en los mosaicos descoloridos del piso. Aún se aprecian las entradas a lo que alguna vez fueron las habitaciones.

Actualmente El Riego se convirtió en “Parque El Riego”; un lugar donde quienes gustan de hacer ejercicio al aire libre vienen a disfrutar. Aún ahora se pueden encontrar grandes árboles, pájaros de colores y agradables vistas de la meseta y de las montañas que rodean al Valle de Tehuacán.

La foto se hizo justo a un costado de lo que era la entrada principal del hotel, en un día lluvioso sin usar tripie.

Cámara Nikon D5100
Exposición Composición HDR de 1(1/1600) + 1(1/800) + 1(1/400)
Aperture f/4.0
Lente 20 mm
Velocidad ISO 1000