Increíbles fotos de danza de Alexander Yakovlev

Esta galería podrá pasar desapercibida entre tantas galerías que hay en 500px, pero lo que no pasa desapercibido es el talento y la maestría con la que este Alexander Yakovlev capturó con su cámara estos magníficos movimientos de danza. Los pasos del ballet y de la danza moderna se funden en esta pequeña pero sublime galería. Vale la pena darle una mirada con detenimiento. En su página personal las fotos de danza Alexander se mezclan con otras de eventos y bodas, pero sin lugar a dudas, y sin restar mérito a ninguna otra, las primeras son las más vistosas y las más impresionantes. ¡A ver si podemos conseguir una entrevista con él!

Photograph Anna Okuneva by Alexander Yakovlev on 500px
Anna Okuneva
Photograph The Dancer by Alexander Yakovlev on 500px
The Dancer
Photograph IMG_2938 by Alexander Yakovlev on 500px
Angel
Photograph Untitled by Alexander Yakovlev on 500px
Untitled
Photograph the dancer by Alexander Yakovlev on 500px
The Dancer
Photograph Untitled by Alexander Yakovlev on 500px
Untitled
Photograph the dancer by Alexander Yakovlev on 500px
The Dancer

Por si tienes curiosidad, esta es su galería completa: https://500px.com/AlexanderYakovlev.

Ideas para hacer enojar a un fotógrafo

Los fotógrafos son criaturas creativas, extrañas y con un caracter exaltable. ¡Es fácil hacer enojar aun fotógrafo! Aquí hay algunas ideas que debes abstenerte de llevar a cabo cuando te encuentres cerca de un fotógrafo, o peor aún, de un grupo de fotógrafos… Podrían ponerse agresivos.

Saca tu smartphone del bolsillo y párate enfrente de él mientras intenta componer su toma

No solo es apuntar y disparar. Componer una toma es un proceso técnico y creativo y estropearlo es tan fácil como llegar y pararte enfrente de él para hacerlo cambiar de lugar o posición. A ningún fotógrafo le va a hacer gracia mirar tu cabeza enmedio de lo que, de otro modo, hubiera sido una toma perfecta.

Dile: “Con esa cámara cualquiera saca buenas fotos” o “Tu cámara saca buenas fotos”

No sé si esta ofensa deba ir en primer lugar, probablemente sí. Decirle esto a una fotógrafa es como decirle a un pintor que la tela o el óleo deben de ser de buena calidad porque sus pinturas son espectaculares; es decirle que cualquier otra persona con esa cámara podría sacar las mismas fotos. Y no hace falta mucho sentido común para pensar que cualquiera de las dos proposiciones anteriores es tan falsa como un billete de 7 dólares.

“Solo” tienes que Photoshopearlo

Una palabra de 4 letras puede ser bastante molesta en este contexto adecuado. “Solo” Photoshopear “algo” implica el uso de una computadora con características técnicas que no la hacen barata precisamente, implica el uso de una herramienta que requiere años dominar e implica por lo menos una hora de trabajo. Por todas estas razones decir “Solo tienes que Photoshopearlo” muestra una falta total de atención al tiempo del fotógrafo y a sus conocimientos creativos y técnicos.

¿Y si yo edito las fotos me descuentas algo?

Tal vea esta “ofensa” sea una extensión de las demás. El trabajo de entregar una foto comienza al planear la iluminación, la composición, el lugar y el vestuario; pasando por hacer clic, y termina cuando la fotógrafa guarda una foto terminada en Photoshop para mandársela al cliente. Pedirle a un fotógrafo que te entregue un trabajo “crudo” es como pedirle a un cheff que no cocine los ingredientes de un platillo. ¿No parece una buena idea verdad?

Sácame una foto, ¡pero que salga bien!

¿En serio? Hacer enojar a un fotógrafo con esta frase es fácil. A no ser que el fotógrafo sea una persona que tomó por primera vez en sus manos una cámara, decir eso es como decirle a un taxista que quieres ir a una dirección pero sin que choque contra otro coche. El trabajo de un fotógrafo, independientemente de si es profesional o aficionado, es sacar buenas fotos, porque de eso dependerán sus futuras remuneraciones o prestigio.

“Solo” son un par de fotos o “solo” es apretar un botón

Otra vez la palabra de 4 letras en dos variantes bastante irritantes para cualquier fotógrafa. No son “solo” un par de fotos, es un trabajo que como mínimo requiere creatividad y conocimientos, sin mencionar los casos en los que pudiera requerir un trabajo de planeación. Además hace falta aquel aparato nada barato al que debes apretarle el botón. ¿No le dirías a tu médico que te proporcione “solo” una receta médica verdad?

Pídele que te muestra la foto que acaba de sacarte

Tal vez esta sea un poco más difícil de entender, pero igualmente puede hacer enojar a un fotógrafo por varias razones. En primer lugar la foto en crudo no tiene nada que ver con el resultado final; después, poco puedes decir de la imagen que veas en una pantalla de menos de 4 pulgadas; por último, enseñarte la foto quiere decir que el fotógrafo debe parar de sacar fotos para enseñarte una única foto a tí.

Cuando un fotógrafo te enseñe una foto de retrato dile “¡Pero si el fondo no está enfocado!”

“¿Qué?”; es lo menos que va a pensar la fotógrafa, aunque tal vez piense que no tienes ni idea. También podría pensar que pierde el tiempo enseñándote cualquier foto. ¿Porqué? Porque no hay nada más apreciado en un retrato de calidad que un primer plano perfectamente nítido y enfocado en los ojos y un fondo suave y elegante.

 Llega tarde a tu sesión de fotos

Bueno, esto no solo puede hacer enojar a un fotógrafo, si no a cualquier persona puntual y que respeta el tiempo de los demás. Cada hora del día tiene una luz diferente, las sombras cambian de lugar y los matices crear diferentes atmósferas. Si tu fotógrafo escogió una hora para tu sesión es por una razón, sobre todo si la sesión es en exteriores, no por algo los fotógrafos no paran de hablar de la hora dorada.

love forever love is free27
Foto: Love Forever por Joms de Guzman.

Pues esto es lo que puede hacer enojar a un fotógrafo.

¿Cuál de estas ideas te hace enojar más como fotógrafo(a)?

¿Faltó alguna otra idea?

Foto de Portada: “Angry tiger again”, por Tambako the Jaguar. 

Only Girls & Bokeh

De seguro has oído esa palabra extraña que está el el título: bokeh. Es una palabra de orígen japonés que significa desenfoque. Si le das una mirada a las fotos de esta galería de seguro te vas a dar cuenta que todas tienen algo en común: esas luces brillantes y desenfocadas que dan una apariencia etérea y mágica a las fotografías. El bokeh está directamente relacionado con la profundidad de campo y con el punto de enfoque. Un objetivo rápido (con una gran abertura o un número f muy pequeño) podrá capturar un bokeh maravilloso en cualquier fotografía. Un fondo desenfocado con bokeh enmarca perfectamente cualquier retrato, poniendo toda la atención en la persona del priemer plano, pero agregándole un fondo suave y visualmente muy atractivo.

Bueno, ahora sí a la galería, que es la segunda parte de una muy popular publicación en de Fotógrafos y Fotos.

Summer Heat - Day 285/365
Summer Heat – Day 285/365 por Sasha L’Estrange-Bell
Sin titulo
Sin Titulo por Experiment Of The Nature
summer day
Summer Day por Qmo07
summer lust
Summer Lust por Faby Martin
Sin titulo
Sin Titulo por Laffaff
damasia
Damasia por Be Yourself
mermaid
Mermaid por Sonya Khegay
16 / september.
16 / September. por 625Lineas
Marie
Marie por Michael Scott Photographer
Sin titulo
Sin Titulo por Silvia Sani
8.365
8.365 por Gaia2313
151.365
151.365 por Gaia2313
federica
Federica por The Piper At Thegates Of Dawn

¿Tienes alguna foto con bokeh? ¡Compártela en un comentario!

4 fotos que van bien con una profundidad de campo reducida

Uno de los pilares de la exposición fotográfica es la abertura, los otros dos son el tiempo de obturación y el ISO. La abertura es un parámetro un poco diferente al resto, pues no solo controla la cantidad de luz que entra a la cámara; además se mide en unidades extrañas (al menos para los más nuevos fotógrafos) llamadas números f, y también define la profundidad de campo de la fotografía tomada.

La profundidad de campo es un factor muy importante, pues define la cantidad de espacio en la fotografía que aparece enfocada, por lo que puede ser usada para aislar un elemento o plano en la foto, o para capturar varios planos de información. Por eso hay algunos temas fotográficos que se benefician profundamente de una profundidad de campo reducida. Así que esta es una lista de 4 situaciones en las que una profundidad de campo reducida te ayudará a darle ese toque especial a tus fotografías.

Macro

En este tipo de fotografía una profundidad de campo reducida viene incluída sin preguntar demasiado. Al hacer fotografía macro se suelen utilizar distancias focales largas y aberturas grandes para captar suficiente luz. Estos dos elementos automáticamente te llevarán a una situación en la que no vas a disponer de suficiente espacio para enfocar diferentes planos en la misma fotografía.

Si miras cualquier fotografía macro te vas a dar cuenta de esto inmediatamente, solo una breve espacio de la totalidad de la fotografía está enfocado.

Podrías pensar que entonces una profundidad de campo reducida en la fotografía macro es más bien un impedimento, y la verdad es que… ¡probablemente lo sea! Hay dos maneras en las que puedes darle la vuelta al asunto. La primera es utilizando algo de iluminación artificial para poder cerrar el diafragma, y la segunda implica una técnica más avanzaa llamada focus stacking.

De cualquier manera, una profundidad de campo reducida en la fotografía macro te ayudará a mantener el centro de atención en un punto, al difuminar completamente los alrededores. Esto es bastante deseable, pues es probable que tu objetivo se encuentre rodeado de otros elementos de formas y tamaños similares, o de otros colores brillantes.

It's Raining Again por Habub3

Detalles

La fotografía de detalles implica precisamente fotografiar una pequeña parte de una persona o de un objeto, aislándolo de todo lo demás. Si se te ocurre que hay varias formas de hacerlo estás en lo cierto. Puedes componer la imagen de tal forma que el detalle principal sobresalga de alguna forma, ya sea por su color o por su forma; también puedes jugar con la iluminación manteniendo ciertas secciones de la composición fuera de la fuente de iluminación; o hasta usar una técnica de procesamiento digital llamada desaturación selectiva. La otra manera de hacerlo es controlando la profundidad de campo. Abre el diafragma tanto como te lo permita tu equipo, enfoca con cuidado (de preferencia apoyando tu cámara en un tripie) y tu detalle quedará maravillosamente aislado en un plano del resto de la composición. Si resulta que una parte de tu detalle aparece desenfocada solo cierra un poco el diafragma para aumentar tu profundidad de campo y ya está.

Una profundidad de campo reducida favorece la fotografía de detalles. Foto: Details por Mike Kaser

Retratos

No se me ocurre un mejor motivo para usar una profundidad de campo reducida que un retrato. Un retrato se trata únicamente de la persona frente a tu lente. No importa si es un retrato de cuerpo entero, de busto o un primer plano del rostro; aislar completamente a la persona que retratas del entorno siempre será buena idea. Si usas una profundidad de campo reducida y ajustas con cuidado la distancia de tu cámara a la persona te asegurarás de que el fondo se vuelva completamente neutro, así centrarás completamente la atención de la foto en la persona que retratas. Un punto muy importante en los retratos, sobre todo al usar profundidades de campo cortas, es cuidar el enfoque de los ojos. Si algo debe aparecer perfectamente enfocado en un retrato son los ojos.

Bokeh en un retrato, muy buena combinación! Foto por Lauren Randolph

Bokeh

Un nombre extraño para un curioso efecto que parece magia. Seguro has visto esas pequeñas luces que brillan sutilmente en el fondo de retratos, paisajes urbanos y algunas otras fotografías. Esas luces que agregan un halo de magia y misterio a las fotos son llamadas bokeh, y para que aparezcan en una foto hace falta precisamente disparar con una profundidad de campo reducida. Agrégale a este ingrediente algunas luces en los planos posteriores rodeadas de un espacio oscuro y un primer plano interesante y bien iluminado y vas a tener una fotografía sensacional.

Bokeh de natal por Patricia Soransso

¿Qué te ha parecido? ¡Si tienes alguna foto con profundidad de campo reducida me gustaría verla! Adjúntala en un comentario, pega un enlace o envía un tweet @fotoyfotos con #numerofpequeño

 

10 tips de fotografía para los principantes

Comenzar un proyecto puede resultar intimidante, y también aprender algo nuevo… incluída la fotografía. La fotografía para los principantes está llena de dudas respecto del equipo más apropiado, del primer lente que deben comprar, de las características de un buen fotógrafo, de qué fotografiar y ¡hasta de cómo sostener la cámara! La buena noticia es que las fotografía para los principiantes es también un proceso, y como todo proceso puede llevarse paso a paso desde cero hasta la maestría; y estos 10 tips pueden ser tu primer escalón hacia arriba.

1. Comienza tranquilo con el equipo

Si eres principante, poca ventaja podrás sacar de un equipo demasiado caro. Es como querer aprender a manejar en un deportivo. Puedes utilizar la cámara de tu teléfono, o comprar una cámara apunta y dispara. Te sorprenderías de los resultados que puedes obtener con una de estas.

Muy buenas fotos se crean con cámaras sencillas. The Inlet - Tofino, por Alan McCord

2. La práctica hace al maestro

Si ya decidiste comenzar a aprender fotografía toma la cámara de tu teléfono en este momento y haz 5 fotografías, después revísalas con cuidado y decide cuál te gusta más. Después averigua qué es lo que te gusta de esa fotografía: tal vez los colores, las formas, el contraste o los detalles. Repite esto todos los días y verás que las fotografías que más te gustan tienen algo en común… tal vez ese pueda ser tu estilo.

3. Lleva la cámara a todos lados

Tal vez este tip de fotografía para los principantes sea uno de los más importantes, pues no hay peor foto que la que no se saca. Dicho de otra manera, la mejor cámara es la que llevas contigo.

She Shoots.  She Scores. por John Mueller

4. Mantén los ojos abiertos

Pon atención a los lugares por donde pasas. Mira la luz, el movimiento, las sombras y los colores. Puede haber joyas fotográficas en tu camino a casa o al trabajo que has pasado por alto. Una foto de algo común y corriente puede ser una foto maravillosa.

5. Domina tu cámara

Independientemente del equipo que tengas o que hayas comprado, te encontrarás con que cuenta con muchas funcionalidades, así que es importante que experimentes con ellas, sobre todo con los modos fotográficos. Intenta escoger un objeto sencillo y haz varias fotografías usando un modo cada vez. Mira las diferencias e intenta determinar en qué situaciones un modo podría funcionar mejor que el otro.

6. Aprovecha los recursos disponibles

Hoy en día hay pocas cosas que no puedas aprender en internet. Hay muchos recursos disponibles para que puedas sacar provecho de ellos. Hay unos mejores -¡como este sitio por ejemplo!- que otros , de los que podrás aprender sobre terminología fotográfica, técnicas o equipo. Existen también otras increíbles fuentes de aprendizaje por precios bastante accesibles como esta o esta otra.

7. Aprende de otros

Imagínate el valor de la frase “una imagen vale más que mil palabras” en la fotografía. Puedes traducirla como “aprende mirando”. Allá afuera hay muchos buenos fotógrafos de paisajes, retratos, arquitectura, macrofotografía, fotografía nocturna o astrofotografía; y todos tienen una cuenta en Flickr, 500px o deviantArt. Así que lo que tienes que hacer es crear una cuenta en uno (o en todos estos sitios) y seguir a todos los fotógrafos que tengan fotos interesantes. También puedes mirar los datos EXIF de sus fotografías para aprender sobre los ajustes y parámetros  que usaron para sacar una u otra fotografía.

 8. Domina algunas técnicas básicas

La fotografía tiene su propio lenguaje y reglas. Como principante debes familiarizarte con ellas para poder avanzar. Al conocerlas algunas reglas y técnicas básicas podrás saber porqué una fotografía es mejor que otra o qué puedes hacer para mejorar tu estilo. Y claro, cuando las domines también puedes decidir cuál usar y cuál no.

9. Comparte tu trabajo

Una importante parte del aprendizaje es recibir comentarios de otros, y la única manera de lograr que esto suceda es que publiques tu trabajo en algún lado. Las críticas y comentarios de otros fotógrafos te presentan oportunidades de mejora, en cuanto a técnica o estilo, que no son evidentes para tí. Puedes usar los sitios mencionados en el tip #7, pero también puedes compartir tu trabajo en foros fotográficos. ¿Porqué no comienzas aquí?

10. ¡Disfruta el camino!

Cuando sales de viaje o de vacaciones de seguro comienzas a disfrutar desde que preparas tu maleta, disfrutas cuando abordas al taxi, cuando llegas al aeropuerto y hasta te tomas a la ligera con un bocadillo algún retraso. Pues con la fotografía sucede lo mismo: es un camino hacia algo que quieres lograr, así que lo mejor que puedes hacer es disfrutar el camino. 

Disfruta leer sobre fotografía y al mirar fotos. Todo viene en el mismo paquete.

¿Cuál de estos tips de fotografía para los principantes te ha parecido mas útil?