La Guía Básica: comprar tu primera DSLR

Has tenido tu pequeña cámara “apunta y dispara” por algún tiempo ahora. Has capturado momentos agradables: una boda, un cumpleaños, aniversario, el nacimiento de tu hijo o las vacaciones familiares; y todos ellos se encuentran guardados en el disco duro de tu computadora como los tesoros personales que son. Sin embargo comienzas a desear un poco más en cuanto a tu fotografía, al mirar tus fotografías un día comienzas a notar que aunque los motivos son agradables, no se ven “como las de internet”. Tal vez sea momento de adquirir una DSLR.

¿Suena familiar? Tal vez estés en ese momento, si definitivamente crees que la fotografía es un pasatiempo que quieres tomar más en serio al grado de realizar una inversión como lo es adquirir una DSLR este artículo es para ti.

Antes de comenzar haz de saber que no hay cámaras malas allá afuera, sino más bien habrá algunas que se adecúan a tus necesidades mejor que otras, mientras escojas una marca conocida y la adquieras en un establecimiento serio estás del otro lado. Tanto si decides comprarla por internet o en una tienda de fotografía revisa que sea un establecimiento serio y que te inspire confianza. Si la cámara tuviera algún defecto necesitas quien te respalde.

Precio

Una realidad que debemos enfrentar ¿con cuánto dinero cuento? Las cámaras pueden ir desde unos 500 dólares en la gama baja hasta más de 5000 dólares en cámaras profesionales. Algo en medio atenderá tus necesidades perfectamente. Las cámaras de las marcas más conocidas incluyen el cuerpo, correa, una batería, cargador, software y cables para conectar a la computadora por el precio de lista. Dependiendo del lugar donde la adquieras también incluirán un lente básico.

Lo mejor que puedes hacer es destinar un presupuesto con límites muy claros y sin importar lo tentador que pueda llegar a ser apegarte a él. Algunos otros elementos básicos que puedes considerar en tu presupuesto son los siguientes.

  • Una bolsa para tu DSLR: el equipo fotográfico no es barato, así que vale la pena invertir en algo que lo proteja adecuadamente.
  • Tarjeta de memoria: dale una mirada a las tarjetas de memoria recomendadas por la marca que te interesa, vale la pena comprar una de estas. No pienses en comprar una tarjeta de memoria muy barata, pues no quieres que después de una tarde de sacar fotografías al llegar a tu casa encuentres que la mitad de ellas aparecen con rayas de colores. Puedes creerlo, me ha pasado. En cuanto a la capacidad una tarjeta de 4 GBytes o más es lo menos que desearás.
  • Tripié: mas pronto que temprano vas a querer uno de estos aunque tal vez puedas prescindir en un inicio de este equipo.

Tu nueva DSLR

8 puntos importantes

Aquí comienza la jerga fotográfica, más funciones es igual a más billetes. Estas son algunas de las características que puedes encontrar en una DSLR moderna.

  • Resolución: tal vez lo segundo que te diga el vendedor (después de la marca) sea: “Esta cámara viene con 21 megapixeles”; en este caso más no siempre es mejor. El número de megapixeles de tu primera cámara depende del tamaño de las impresiones que vayas a hacer. Una mayor resolución te permite imprimir formatos más grandes. Para tu primera cámara algo de 10 megapixeles será más que suficiente.
  • Tamaño del sensor: en la era de las cámaras de película, las fotografías eran capturadas en porciones de película de 36 x 24 mm. En la era de las cámaras digitales un sensor con un tamaño similar es un sensor completo o full frame. El tamaño del sensor está relacionado con el crop factor que es un concepto que requiere por si mismo una explicación detallada. Si te interesa puedes leer aquí al respecto. Por ahora lo que debes saber es que únicamente las cámaras profesionales (con costos considerables) tienen un full frame. Todas DSLR de gama baja y media tienen sensores más pequeños y hacen un trabajo excelente.
  • LiveView: algo que las cámaras “apunta y dispara” dan por sentado, es una característica muy deseable en las DSLR; me refiero a la función de poder ver en la pantalla LCD lo que está enfocando el lente. Algunas cámaras han llevado esta función más allá al contar con una pantalla movible. Con esta característica puedes sostener la cámara por arriba de tu cabeza, mover la pantalla hacia abajo y hacer fotografías por sobre la multitud. La Nikon D5100 o la Canon Rebel T3i cuentan con esta útil función.
  • Puntos de enfoque: otro clásico argumento de venta en el mostrador del centro comercial. La realidad: los puntos de enfoque son útiles al usar el modo de enfoque automático, en situaciones con movimiento o acción. Si usas la cámara enfocando manualmente esta función se vuelve irrelevante. Una cámara DSLR básica tiene al menos 9 puntos de enfoque.
  • Video: si deseas una DLSR para para sacar videos principalmente, tal vez no debas comprarla. La función de grabar video en las DSLR de gama media es buena, pero no para videos profesionales.
  • ISO: se refiere a la sensibilidad a la luz del sensor. No te dejes impresionar cuando el vendedor comience a hablar de miles al referirse a esta característica. La tecnología de las cámaras ha evolucionado mucho, pero en general fotografías con un ISO alto corresponden a niveles de ruido electrónico altos; nada deseable. Si una cámara cuenta con un ISO máximo mayor a 2000 es más que suficiente.
  • Capacidad de grabar en modo RAW: si bien en un inicio esta característica no es muy importante, podrás sacarle más jugo a tu cámara por más tiempo si cuenta con ella. Todas las cámaras de gama baja de Nikon y Canon cuentan con esta característica.
  • Tamaño y peso: para sacar fotografías hay que llevar la cámara, por este motivo es buena idea que pruebes físicamente varios modelos en la tienda para sentirlos y decidir que prefieres: robustez o ligereza.

El vidrio vale oro

Has llegado a la tienda y te decidiste por una cámara, pero resulta que en el precio no está incluido ningún lente, solamente el cuerpo de la cámara… tranquilo, tal vez sea una buena oportunidad para adquirir un buen lente. Si debes escoger entre una cámara cara y un lente barato o entre una cámara barata y un lente caro, escoge el lente caro. Es probable que con el tiempo vayas a cambiar la cámara, pero conservarás los lentes. Así que escoge bien.

Es mejor una cámara barata y un lente caro que al revés. El lente lo conservarás. Click To Tweet

Un lente de 50 mm f/1.8 es una buena elección y un lente de 50 mm f/1.4 es una magnífica elección.  Si deseas sacrificar abertura máxima por algo más de flexibilidad un lente de longitud focal variable (28-200mm o similar) te será muy útil.

Selecciona con cuidado tu primer lente

Bueno ya ¿qué cámara compro?

Al momento de escribir este artículo hay varias cámaras en el mercado perfectas para iniciarte en el mundo de la fotografía digital. Sin ningún orden en particular me atrevo a enlistar 5 modelos, todos ellos una excelente elección.

Algunas recomendaciones finales

Independientemente de donde decidas comprar tu cámara, siempre será buena idea entrar a una tienda y probar la cámara. Siente su peso y cómo se acomoda en tus manos. Navega por sus funciones y toma algunas fotografías. Todas las funciones del mundo no importan si no la cámara no agrada a tu vista o a tus manos, o si la navegación entre sus funciones no resulta intuitiva y agradable. Puedes también realizar búsquedas en foros sobre el modelo que te interesa, lee al respecto y luego compruébalo tú mismo en la tienda antes de dejarte influenciar demasiado. Ahh… y no hagas demasiado caso al vendedor, no será novedad que sólo sepa repetir los datos que vienen en el catálogo sin tener ni la más remota idea de nada más o que desee venderte una marca en particular por motivos comerciales. Infórmate, prueba, decide y lo más importante: ¡siéntete seguro con la decisión que tomaste!

Si quieres leer más al respecto puedes revisar este artículo o este otro.

Si crees que he pasado algo por alto por favor siéntete libre de agregar tus comentarios abajo.

Soy fotógrafo y escritor aficionado. Disfruto de pensar e intentar comprender cómo funciona el mundo. Me gusta viajar y por supuesto, sacar fotografías.

2 comments

  1. Buen articulo, me gustaría saber… a las canon, le sirven lentes sigma o algún otro genérico?? 

    saludos 

    1. Hola, que bueno que te agradó el artículo. Hasta donde yo se (porque no he usado lentes diferentes a la marca de la cámara que tengo) si se pueden usar lentes sigma en cuerpos Canon, solo hay que verificar que el lente sea más nuevo que el cuerpo de la cámara, de lo contrario podría haber alguna incompatibilidad que requiera actualizar el chip del lente. 

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.