Basicos de fotografía: profundidad de campo

Básicos de Fotografía: profundidad de campo

Como saben, el número f (o abertura) es uno de los 3 ejes que controlan la exposición, o la cantidad de luz, que llega al sensor de una cámara al momento de apretar el obturador.  Mientras más grande sea el tiempo de exposición, el ISO o la abertura, más cantidad de luz se captura con la cámara. Sin embargo, el variar cualquiera de estos parámetros tiene “efectos secundarios”, y son estos.

  • Tiempos largos de exposición crean efectos borrosos o imagenes poco nítidas si no se cuenta con un tripie o una superficie sólida para disparar.
  • Números ISO altos crean ruido electrónico, que provoca que una foto no sea nítida y clara, sino que tenga pequeños puntos de colores.
  • Aberturas grandes dan lugar a profundidades de campo pequeñas.

Las números f grandes producen profundidades de campo grandes. Foto: Row J Seat 34  por Craig Sunter. EXIF: Aperture  f/7.1 Lente  55 mm.

En los retratos las profundidades de campo cortas realzan al sujeto principal. Foto: My Street. por Stefanno Santucci. EXIF: Aperture  f/2.5 Lente  135 mm

Y es precisamente sobre la abertura sobre lo que quiero entrar en detalles. Cuando miras una fotografía hay secciones que aparecen claras y nítidas y otras que aparecen borrosas. La profundidad de campo es precisamente el rango de distancia entre la que los elementos de la fotografía son nítidos y claros. Ubicar al elemento principal de la fotografía al centro de la profundidad de campo, usando el anillo de enfoque, lo hará sobresalir de entre todo lo demás.

Hay otros factores que influyen en la profundidad de campo en una fotografía aparte de la abertura o número f. En total son tres:

  1. Abertura: como lo mencionaba, los números f pequeños producen profundidades de campo pequeñas, mientras que los números f grandes producen profundidades de campo muy grandes. Es por este motivo que para fotografiar paisajes, donde deben aparecer claros desde el primer plano hasta el fondo, es recomendable disparar usando números f grandes. Por otro lado, para retratos conviene utilizar números f pequeños.
  2. Distancia al elemento principal de la fotografía: si vamos a fotografiar un retrato y fijamos la distancia focal, y la abertura o número f, y ubicamos a nuestra modelo muy cerca de la cámara, es posible que solo una parte de su cara aparezca enfocada. Si con la misma configuración pedimos a nuestra modelo que se aleje un poco y movemos el anillo de enfoque a su nueva posición, todo su rostro aparecerá enfocado perfectamente. Esto sucede porque la profundidad de campo aumenta con la distancia.
  3. Distancia focal: el último elemento en juego. De forma rápida, distancias focales cortas producen profundidades de campo mayores que distancias focales largas. Es por este motivo que enfocar manualmente un elemento usando un zoom o telefoto potente resulta en un trabajo más fino.

Las distancias focales largas pueden producir profundidades de campo reducidas aún con aberturas moderadas. Foto: Flower Lover por Ania Photography. EXIF: Aperture  f/5.6 Lente  200 mm

Los números f pequeños producen profundidades de campo pequeñas. Click To Tweet

Si quieres calcular precisamente cuál es la profundidad de campo, en metros, pies o cualquier unidad de distancia, para una configuración específica puedes mirar este enlace.

la profundidad de campo.

Por ultimo, esta serie de fotogafías se tomaron fijando longitud focal y distancia, moviendo únicamente la abertura con la secuencia f/5.6, f/11 y f/22 enfocando el lápiz en el primer plano.

¿El efecto es fácil de observar verdad?

Soy fotógrafo y escritor aficionado. Disfruto de pensar e intentar comprender cómo funciona el mundo. Me gusta viajar y por supuesto, sacar fotografías.

3 comments

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.