Navidad en Japón

Una Navidad en Japón (Nihon No Kurimasu)

La Navidad en Japón es muy diferente a como la celebran los países donde predomina la religión cristiana, pues en el país del sol naciente predomina el budismo. Es por este motivo que el día 25 no es feriado, y pasaría desapercibido si no fuera porque los negocios han hecho de esta fecha una oportunidad para incrementear sus ventas.
Desde los primeros días de Diciembre los grandes almacenes, tiendas, restaurantes y hoteles son decorados con muchas luces y árboles de navidad; mientras que los dependientes visten el típico traje de Papá Noel para atender a sus clientes. Extrañamente  no se escuchan villancicos ¡pero si la Novena Sinfonía de Beethoven! Las calles y parques también son iluminados con motivos para la fecha con un derroche de decoraciones que imitan la fiesta cristiana. Eso sí, en la Navidad en Japón, no verás por ninguna parte un pesebre.

También en este día se hacen regalos, se come pollo asado y Pastel de Navidad, que es de color blanco con adornos rojos. Los niños reciben los regalos pedidos a Papá Noel o a Hotei-osho, que es un personaje budista que trae regalos a los pequeños que se portaron bien.

La Nochebuena es especial para las parejas de enamorados que comparten una cena, intercambian regalos y se hospedan en los mejores hoteles para pasar el día 25. Igual que en occidente, los amigos y familiares se envían tarjetas para desearse lo mejor para la temporada, acompañadas del clásico “Merry Christmas” (Kurisumasu Omedeto).
Impulsada por el comercio, la Navidad y el entusiasmo por su celebración van creciendo entre los japoneses, a veces de formas extravagantes. Por ejemplo, en Tokio, una joyería del exclusivo barrio de Ginza, elaboró un árbol de Navidad de 2.50 metros de altura hecho en oro puro, adornado por 50 orquídeas y 60 corazones. Para su elaboración emplearon 12 kilos de oro y trabajaron 15 artesanos durante 4 meses y medio. El árbol fue valuado en 150 millones de yenes (150 millones USD aproximadamente).

Aunque la Navidad en Japón ha cobrado importancia, realmente, para los japoneses la mayor celebración es la de Año Nuevo. En este día se reúnen las familias para comer y beber sake, y para desearse felilicidad y larga vida. Durante esta temporada es imperdible la visita a los templos para orar y pedir a dios (kamizama) por el Nuevo Año.

El día primero de enero, muy temprano por la mañana, los japoneses tienen la tradición de subir a una montaña o de acercarse al borde del mar, para esperar la salida del primer sol del Año Nuevo, esto es el Hatsuhinode.

Amigos, lectores de Fotógrafos y Fotos, desde Japón les deseo que tengan una Feliz Navidad y un Feliz Año Nuevo 2014.

Fotógrafo aficionado autodidacta en lucha contra el tiempo por aprender todo lo relacionado a la fotografía.
Gusto de fotografiar, en completa libertad, cualquier tema que exprese por si mismo el mundo que nos rodea.

Leave a Reply