4 fotos que van bien con una profundidad de campo reducida

4 fotos que van bien con una profundidad de campo reducida

Uno de los pilares de la exposición fotográfica es la abertura, los otros dos son el tiempo de obturación y el ISO. La abertura es un parámetro un poco diferente al resto, pues no solo controla la cantidad de luz que entra a la cámara; además se mide en unidades extrañas (al menos para los más nuevos fotógrafos) llamadas números f, y también define la profundidad de campo de la fotografía tomada.

La profundidad de campo es un factor muy importante, pues define la cantidad de espacio en la fotografía que aparece enfocada, por lo que puede ser usada para aislar un elemento o plano en la foto, o para capturar varios planos de información. Por eso hay algunos temas fotográficos que se benefician profundamente de una profundidad de campo reducida. Así que esta es una lista de 4 situaciones en las que una profundidad de campo reducida te ayudará a darle ese toque especial a tus fotografías.

Macro

En este tipo de fotografía una profundidad de campo reducida viene incluída sin preguntar demasiado. Al hacer fotografía macro se suelen utilizar distancias focales largas y aberturas grandes para captar suficiente luz. Estos dos elementos automáticamente te llevarán a una situación en la que no vas a disponer de suficiente espacio para enfocar diferentes planos en la misma fotografía. Si miras cualquier fotografía macro te vas a dar cuenta de esto inmediatamente, solo una breve espacio de la totalidad de la fotografía está enfocado.

Podrías pensar que entonces una profundidad de campo reducida en la fotografía macro es más bien un impedimento, y la verdad es que… ¡probablemente lo sea! Hay dos maneras en las que puedes darle la vuelta al asunto. La primera es utilizando algo de iluminación artificial para poder cerrar el diafragma, y la segunda implica una técnica más avanzaa llamada focus stacking.

De cualquier manera, una profundidad de campo reducida en la fotografía macro te ayudará a mantener el centro de atención en un punto, al difuminar completamente los alrededores. Esto es bastante deseable, pues es probable que tu objetivo se encuentre rodeado de otros elementos de formas y tamaños similares, o de otros colores brillantes.

It's Raining Again por Habub3

Detalles

La fotografía de detalles implica precisamente fotografiar una pequeña parte de una persona o de un objeto, aislándolo de todo lo demás. Si se te ocurre que hay varias formas de hacerlo estás en lo cierto. Puedes componer la imagen de tal forma que el detalle principal sobresalga de alguna forma, ya sea por su color o por su forma; también puedes jugar con la iluminación manteniendo ciertas secciones de la composición fuera de la fuente de iluminación; o hasta usar una técnica de procesamiento digital llamada desaturación selectiva. La otra manera de hacerlo es controlando la profundidad de campo. Abre el diafragma tanto como te lo permita tu equipo, enfoca con cuidado (de preferencia apoyando tu cámara en un tripie) y tu detalle quedará maravillosamente aislado en un plano del resto de la composición. Si resulta que una parte de tu detalle aparece desenfocada solo cierra un poco el diafragma para aumentar tu profundidad de campo y ya está.

Una profundidad de campo reducida favorece la fotografía de detalles. Foto: Details por Mike Kaser

Retratos

No se me ocurre un mejor motivo para usar una profundidad de campo reducida que un retrato. Un retrato se trata únicamente de la persona frente a tu lente. No importa si es un retrato de cuerpo entero, de busto o un primer plano del rostro; aislar completamente a la persona que retratas del entorno siempre será buena idea. Si usas una profundidad de campo reducida y ajustas con cuidado la distancia de tu cámara a la persona te asegurarás de que el fondo se vuelva completamente neutro, así centrarás completamente la atención de la foto en la persona que retratas. Un punto muy importante en los retratos, sobre todo al usar profundidades de campo cortas, es cuidar el enfoque de los ojos. Si algo debe aparecer perfectamente enfocado en un retrato son los ojos.

Bokeh en un retrato, muy buena combinación! Foto por Lauren Randolph

Al tomar retratos con profundidades de campo cortas, debes poner atención al enfoque de los ojos. Click To Tweet

Bokeh

Un nombre extraño para un curioso efecto que parece magia. Seguro has visto esas pequeñas luces que brillan sutilmente en el fondo de retratos, paisajes urbanos y algunas otras fotografías. Esas luces que agregan un halo de magia y misterio a las fotos son llamadas bokeh, y para que aparezcan en una foto hace falta precisamente disparar con una profundidad de campo reducida. Agrégale a este ingrediente algunas luces en los planos posteriores rodeadas de un espacio oscuro y un primer plano interesante y bien iluminado y vas a tener una fotografía sensacional.

Bokeh de natal por Patricia Soransso

¿Qué te ha parecido? ¡Si tienes alguna foto con profundidad de campo reducida me gustaría verla! Adjúntala en un comentario, pega un enlace o envía un tweet @fotoyfotos con #numerofpequeño

 

Soy fotógrafo y escritor aficionado. Disfruto de pensar e intentar comprender cómo funciona el mundo. Me gusta viajar y por supuesto, sacar fotografías.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.