Fallo de Reciprocidad

Recordando el Fallo de Reciprocidad

Pues este será el primero de una serie de publicaciones recordando algunas de las curiosidades de la fotografía que por algún motivo, principalmente el imparable avance de la tecnología, ya no son recordadas y mucho menos importantes. Y la primera de estas curiosidades es… el fallo de reciprocidad. Primero qué nada vamos con la reciprocidad. Para los que les gustan las cosas complicadas (o formales) la Ley de Reciprocidad o Ley de Bunsen-Roscoe indica que la exposición de una película es proporcional a la cantidad de luz incidente, y la luz incidente es el producto de la intensidad de la luz multiplicada por el tiempo. ¿Y en términos fotográficos? Muy sencillo: la intensidad está relacionada con la abertura y el tiempo con el obturador. Así que pongámoslo con un ejemplo.

Supongamos que la cámara te da una exposición de 1/125 por segundo con una apertura de f8, dicho de forma corta “1/125 a f8”, pero como se trata de un evento deportivo requieres de una velocidad mayor para congelar la imagen, así que decides usar 1/250, lo que implica que tienes que ajustar el diafragma a f5.6. Si decidieras disparar a 1/500 la reciprocidad te indica que tu diafragma debe ser f4. Recuerda que para compensar la exposición si reduces el tiempo de exposición debes aumentar el tamaño del diafragma. Entonces:

  1/125 a f8 = 1/250 a f5.6 = 1/500 a f4

Lo que quiere decir que estas configuraciones son recíprocas, y que te proporcionan la misma exposición. Si duplicas la velocidad del obturador debes duplicar también la intensidad de la luz abriendo el diafragma. ¿Fácil no? Pero ahora viene el problema, bueno, al menos lo era cuando las cámaras utilizaban películas y no sensores, y el problema se llamaba fallo de reciprocidad.

Las películas y el fallo de reciprocidad

Hace algunos años las cámaras usaban películas que reaccionaban químicamente al ser expuestas a la luz para capturar una imagen. El cambio químico era mas grande conforme aumentaba la cantidad de luz a la que era expuesta. Así una foto podía pasar de estar completamente oscura, o subexpuesta, a estar completamente iluminada, o sobreexpuesta; en función del tiempo de exposición… hasta cierto punto, debido al fallo de reciprocidad. El fallo de reciprocidad no era evidente al usar tiempos de exposición cortos, si el tiempo de obturación era de 2 o 5 segundos el problema era imperceptible; sin embargo si los tiempos de exposición eran del orden de minutos, el fotógrafo debía considerar el efecto del fallo de reciprocidad. Tal vez te preguntes porqué diablos ibas a usar una fotografía de 5 minutos de duración. Bueno… tal vez estés usando un filtro de densidad neutra para lograr ese efecto de seda en un río, o tal vez quieras capturar el cielo nocturno o algunos trazos de estrellas. En estas dos últimas situaciones el usar tiempos de obturación de 5 minutos, y hasta de 30 minutos, es algo común; y el fallo de reciprocidad no dejará de hacer de las suyas en esta situaciones. Para comprender su efecto imagina que tienes las siguientes exposiciones:

1 min a f4, 2 min a f4 y 4 min a f4

El fallo de reciprocidad debías compensarlo con varios minutos más de exposición. Click To Tweet

La abertura se mantuvo constante pero duplicamos el tiempo de obturación cada vez, por lo que esperaríamos que la exposición se duplicara también… lo cual no sucedía si usabas una película; debido a que la sensibilidad de la película, o su habilidad para captar la luz, disminuía conforme aumentaba el tiempo que estaba expuesta. Por este motivo, pasar de 2 minutos a 4 minutos no duplicaba la exposición. Si querías verdaderamente duplicar el tiempo de exposición debías compensar el fallo de reciprocidad con la ayuda de tablas como esta, que en una columna te proporcionaban el tiempo de obturación medido y en la otra el tiempo de obturación compensado. Mira el siguiente ejemplo.

Sin fallo de reciprocidad: 1 min a f4, 2 min a f4 y 4 min a f4

Con fallo de reciprocidad compensado: 3 min a f4, 7 min a f4 y 16 min a f4

¿Lo ves? Al utilizar 1 min a f4 con una cámara sin fallo de reciprocidad obtendríamos la misma exposición que con 3 min a f4 con una cámara con fallo de reciprocidad compensado. ¡Son dos minutos de diferencia!

El fallo de reciprocidad gráficamente

La gráfica anterior ilustra el fallo de reciprocidad. Parece complicada, pero lo importante es la sección recta que aparece a la mitad. Es a lo largo de esta línea recta que no es requerido hacer ajuste alguno para compensar el fallo de reciprocidad, a partir de donde la línea deja de ser recta, la compensación se vuelve indispensable. Si quieres mirar los detalles y la explicación puedes leer esto.

Buenas y malas noticias

Afortunadamente ahora contamos con cámaras con sensores electrónicos y podemos estar seguros de que si duplicamos el tiempo de obturación y mantenemos constante la abertura, vamos a duplicar efectivamente la exposición de nuestra foto, sin importar si es una foto de segundos o minutos, y ésta es la buena noticia.

La mala noticia es que los sensores digitales introducen otro problema llamado ruido electrónico, que aumenta con el tiempo de obturación, sobre todo al usar valores ISO altos. Sin embargo, otra buena noticia es que los sensores más modernos son muy buenos para reducir el ruido electrónico en la mayoría de las situaciones, y si esto no fuera suficiente, existen técnicas de procesamiento digital para eliminarlo casi completamente.

Es bueno ser fotógrafo en estos días, ¿no crees? ¿Alguna vez tuviste que compensar el fallo de reciprocidad?

Foto de Portada: “Mono Lake Star Trails” por Photofanman

Soy fotógrafo y escritor aficionado. Disfruto de pensar e intentar comprender cómo funciona el mundo. Me gusta viajar y por supuesto, sacar fotografías.

2 comments

  1. Si recuerdo el fallo de reciprocidad… tal vez sea fotógrafo a la antigua pero esos detalles la hacían interesante!

    1. Hace tiempo hacia algo de astrofotorafía y ahí aprendí sobre ese problema. Ahora lo cambiamos por “ruido electrónico” y problemas de temperatura!

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.